El sindicato Suteba reclamó al gobierno de María Eugenia Vidal por una serie de problemáticas que atraviesan las escuelas públicas bonaerenses. Falta de calefacción, cupos y montos insuficientes en los comedores escolares, demora en la liquidación de los haberes y jardines sin construir, fueron los principales ejes presentados.

En el marco de las bajas temperaturas registradas en la provincia de Buenos Aires, denunciaron que, en los veinte distritos que relevaron, hay 417 escuelas sin gas, lo que perjudica a más de 200.000 alumnos y alumnas.

El secretario general del Suteba, Roberto Baradel, afirmó ayer, en la conferencia de prensa que dio la sede porteña del gremio, que la situación de las escuelas es “crítica” y añadió que se agravó luego de la explosión en la Escuela N° 49 de Moreno que le quitó la vida a Sandra y Rubén”.

Desde aquel hecho, el Gobierno optó por cortar el gas en las escuelas donde había fallas por lo que los y las estudiantes no tienen calefacción. “Los frazadazos, convocados por los estudiantes, son una muestra clara de lo que están atravesando», dijo Baradel.

En el caso de los comedores escolares, desde el sindicato de la CTA calificaron como “alarmante” el funcionamiento porque, mientras la pobreza afecta con mayor crudeza a niños y adolescentes, los cupos apenas alcanzan a un tercio de la matrícula.

Por otro lado, desde abril el gremio mantiene un reclamo por las demoras en el cobro de los salarios de docentes de distintos puntos de la provincia, debido a irregularidades en el sistema digital para este fin que aplicó la gestión de Vidal.

«El gobierno de la Provincia decidió modificar el sistema operativo de cobros y con esto, en vez de agilizar, lo único que hicieron fue vulnerar el derecho al cobro del salario de cientos de docentes. El 7 estaremos alerta los delegados de todas las escuelas, no puede quedar nuevamente ni un docente sin percibir su salario», sostuvo la secretaria adjunta María Laura Torre.

Otro reclamo fue por la plena implementación del boleto estudiantil, para que alcance a los estudiantes que todavía no lo perciben. “El 14 de junio nos vamos a movilizar a la Gobernación acompañando a los estudiantes de Institutos Superiores, de Formación Profesional y CENS para exigir el Boleto Estudiantil para todos, concluyó Baradel».