Concejales platenses de la oposición cuestionaron la adenda al convenio entre la ex Secretaría de Vivienda y Hábitat y la Municipalidad de La Plata que en principio estaban destinados para cloacas y potabilización de agua en el barrio Nuevo Abasto. El gobierno de Julio Garro decidió desviar un total de $44.016.710 de fondos que estaban previstos para este fin y destinarlos a obras de peatonalización en avenida 51 entre calles 4 y 6 ($15.175.992) y al centro comercial Cantilo ($28.840.118).

El presidente del bloque de Unidad Ciudadana, Gastón Castagneto dijo que ven con mucha preocupación este desvío de fondos: «Los vecinos y vecinas del barrio Abasto nos decían que estaban esperanzados con que llegaran las cloacas y tres años después se enteran que no va a ser una realidad». El edil cuestionó la inexistencia de un informe que respalde esta decisión y se dirigió al bloque oficialista: «No entendemos la relación entre gente que necesita cloacas y una repavimentación de una avenida. Ustedes nos dirán con qué criterio lo proponen».

Castagneto: «En Abasto nos decían que estaban esperanzados con que llegaran las cloacas y tres años después se enteran que no va a ser una realidad» .

El desvío de dinero de cloacas.

Ante la respuesta del concejal de Cambiemos Julio Irurueta, quien leyó un informe técnico del 13 de septiembre de 2016 que hablaba de la inviabilidad de la potabilización del agua, Castagneto repudió la tardanza en difundirlo y la falta de discusión que hubo al respecto. Además, propuso postergar la rectificación de la transferencia de recursos y que los vecinos de Abasto puedan hablar de su situación en las reuniones de comisión donde se aborde este tema.

Leer también: Garro quiere usar la plata de las cloacas de un barrio para obras urbanas en City Bell y el centro

A través de una carta, el presidente de la Cooperativa de Provisión de Agua Potable y otros servicios Públicos de Abasto Limitada, Jorge Martínez, expresó que no existe ningún impedimento para que se inicien las obras de cloacas «que redundarían en beneficios de todos los vecinos». En esta línea, expresó en el escrito: «Es evidente que sólo motivos electorales pudieron interferir en la postergación injustificada de la necesaria e imprescindible obra de saneamiento, tantas veces postergadas».

Martínez: «Es evidente que sólo motivos electorales pudieron interferir en la postergación injustificada de la necesaria e imprescindible obra». 

En el marco del programa «Hábitat Nación» la entonces Secretaría de Hábitat y Vivienda de Nación designó $149.345.966 a la Municipalidad de La Plata a fin de que se ejecuten «obras de infraestructura básica y fortalecimiento comunitario en el Barrio Nuevo Abasto». Además, el Municipio aportaría $2.176.212 más que estaban previstos, además de la red cloacal y potabilización de agua, para la realización de la red vial, luminarias, mantenimiento de arbolado, parque de skate y mantenimiento de plazas.