En plena marcha de la campaña electoral, la gestión del intendente platense Julio Garro va en busca de ganar popularidad en el sector laboral y comercial, ámbitos donde el clima se mantiene tenso debido al grave problema de pobreza y desempleo que atraviesa la región. Por ello, el jefe comunal de Cambiemos anunció el lanzamiento de eximiciones impositivas para monotributistas, que planteará la condonación de las cuotas 4, 5 y 6 de la llamada Monotasa 2019.

Se trata de un descuento del 100% en las tres cuotas del Régimen Simplificado para Pequeños Comercios (Monotasa), sistema mediante el cual todos los contribuyentes monotributistas de La Plata pagan un monto fijo en concepto de tasa por Inspección de Seguridad e Higiene, Derechos de Publicidad y Propaganda y Derechos de Ocupación o Uso de Espacios Públicos.

«como es una de las ciudades más complicadas en términos de trabajo, buscan sumar de la manera que puedan»

La medida, definida por el propio Garro como “un alivio a la crisis” que podría beneficiar a unos “15 mil comerciantes”, fue recibida dentro del sector gremial del comercio local como un “manotazo de ahogado”. Así lo calificaron en la Unión de Almaceneros, espacio donde fueron lapidarios con las políticas del Municipio para el desarrollo del comercio local.

“Los comerciantes están evitando cada vez más las facturaciones, la venta con tarjeta. La mayoría ponen descuentos a pago contado. Que bajen tasas, obviamente viene bien. Pero lo anuncian como si el comerciante pudiera hacer magia con eso. La ayuda tiene que venir por otro lado: el respeto comercial, poner en discusión la libertad que se le da a las grandes cadenas, a las firmas de afuera. Son beneficios que los minoristas no tienen”, dijo a Contexto el titular de Almaceneros, Javier Toledo.

Desde el sector apuntan a los descuentos del 50% de Banco Provincia o los Precios Esenciales –recurso reciclado de los viejos Precios Cuidados–, y otras políticas del Gobierno en las que pequeños y medianos comerciantes demandan mayor participación. “Con nosotros no se sientan a negociar. Somos la mayoría y no nos tienen en cuenta. Nosotros tenemos que salir a pelear contra la instalación de grandes superficies, nadie nos ofrece nada», expresó Toledo.

Mientras tanto, la gestión del intendente platense celebra la medida, que forma parte de un paquete de iniciativas de carácter social y económico desarrollado desde el año pasado. “Esta medida pretende aliviar a pymes, comercios y emprendedores platenses para que continúen desarrollándose y aportando al crecimiento de la ciudad”, habían anunciado desde la Comuna, según informó Télam.

“Esto es un manotazo de ahogado, no tienen cómo sumar votos y como es una de las ciudades más complicadas en términos de trabajo, buscan sumar de la manera que puedan. Por eso ahora buscan quedar bien con el comercio local, que fue fuertemente perseguido. Te dan por un lado y te sacan por otro”, agregó Iván Figueroa, también referente del sector de comerciantes almaceneros.

“Primero te reducen impuestos y decís: bien, por fin una buena. Pero por otro lado, arreglan con Coto para ver cómo operan en las viejas ordenanzas»

“Primero te reducen impuestos y decís: bien, por fin una buena. Pero por otro lado, arreglan con Coto para ver cómo operan en las viejas ordenanzas que son las que regulan el comercio local, y abrir el terreno para poner grandes supermercados. Pero ese no sería el problema, el problema es que una de las ciudades con mayor desocupación del país crean que van a solucionar el problema”, estimó Figueroa.

Cabe destacar que el sector gremial mantuvo una fuerte lucha contra la gestión de Cambiemos en La Plata ante la inminente llegada de cadenas como Día% y un Coto en la zona de 1 y 67.