Organizaciones sociales que nuclean a las cooperativas que prestan servicio para el Ejecutivo local se movilizarán mañana hasta la Municipalidad de La Plata, donde montarán un acampe por políticas públicas para paliar la crisis económica que golpea a la ciudad.

Según anunciaron en conferencia de prensa, el sector cooperativista se movilizará a las diez de la mañana desde Plaza San Martín hasta las inmediaciones de la Municipalidad de La Plata, tal como lo hicieron el año pasado, «hasta que tengamos respuestas del intendente Julio Garro».

El reclamo concreto de los y las cooperativistas tiene que ver con más cupos laborales y un incremento salarial «digno». Según detallaron, la última propuesta que les dieron desde el Municipio fue del 5% con la renovación de los contratos, lo que consideran insuficiente, teniendo en cuenta que aún así la gran mayoría no superaría los seis mil pesos.

«Con lo que tenemos no estamos alcanzando al mes. Por eso vamos a comenzar la movilización mañana, con nuestros hijos en la calle, mostrando ante el país y el gobierno que hay mucha gente que está pasando hambre en los hogares. Queremos que no hagan los oídos sordos y la vista ciega, el país está prácticamente colapsado y en situación crítica», explicó Liliana, referenta del Frente Popular Darío Santillán, en una conferencia de prensa montada frente a la Municipalidad.

Según detallaron, a fin de incorporar nuevos trabajadores, desde el Municipio les exigieron a las organizaciones una serie de requisitos, entre ellos, los antecedentes penales de quienes incorporan, y a pesar de que presentaron todos los papeles, no hubo nuevas incorporaciones. «Nunca fue cumplido esto. Siguen los compañeros sin trabajo, se incrementó la desocupación, tenemos cada vez más gente en los comedores», agregó la referenta del FPDS.

«Nosotros consideramos que con el aumento del 5% sería prácticamente indigente cobrar un salario así, porque cómo hacemos para llegar con seis mil y monedas al mes, siendo que el colectivo está muy caro, la alimentación para los chicos no nos alcanza, las compañeras la mayoría son madres solteras, jefas de hogar. Con la desesperación que estamos pasando y al no tener respuestas a los diferentes planteos, decidimos acampar mañana», agregó Liliana.

Según los últimos datos aportados por el INDEC, el 30,9% de los platenses no supera la línea de pobreza, mientras que la indigencia alcanza a un 7,7%, escenario que se complementa con una desocupación que alcanza a más de 23 mil personas, mientras que de las personas ocupadas el 15,8% busca otro trabajo para llegar a fin de mes.

En este marco es que las organizaciones exigen mejores condiciones y más puestos de trabajo, así como políticas públicas para paliar la situación. «El tema tiene que ver con la falta de respuestas que tiene este Municipio con la problemática más cruel que tiene esta ciudad, que es el hambre. La pobreza aumentó un 38%, estamos en dos dígitos con la desocupación y la respuesta no existe», detalló a Contexto Ángel Ibañez, del movimiento Surge.

«Necesitamos aumentos para las cooperativas, pero también nuevos puestos de trabajo. Necesitamos resolver la problemática que existe en los barrios, y se resuelve con trabajo. Este Municipio no ha tenido respuesta, la única respuesta es la falta de respeto. Vienen, te plantean reunirte y no te reunís nunca», agregó Ibañez.

Las organizaciones destacaron que cada vez son más las personas que se acercan a los comedores, que ya no dan abasto, con una asistencia nula del Municipio, tal como denunciaron la semana pasada. «Se habían comprometido a asistir con alimentos secos y eso todavía no ocurrió, y al día de hoy no han cumplido con esa demanda. La situación se va poniendo más difícil», planteó Ibañez.

«No conocen la periferia, no está el Estado en los barrios. No hay un Estado presente en los barrios, la desidia es monumental, el hambre y la miseria son los principales problemas, con una pobreza que han generado en tres años y medio que llega al 38%, pero hay un montón de problemas que siguen sin resolverse», apuntó el dirigente. «Este no es un gobierno productivo, es un gobierno de ajuste, de hambre y de miseria», concluyó.