Un informe de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNLP señaló que, en el primer trimestre, la caída de la actividad económica en La Plata fue del 9,8% interanual. El dato surge del Indicador de Actividad Económica del Partido de La Plata (IAELAP), elaborado por esta casa de estudios, que registró su cuarto descenso consecutivo. Asimismo, indica que el año 2018 cerró con una caída de la actividad económica del 4,5% respecto del año anterior.

El indicador es un índice que contempla la variación de la actividad económica de todos los sectores productivos del Partido de La Plata medidos por su participación en el Producto Bruto Geográfico (PBG) local. Es lo que representa, a nivel nacional, el estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que difunde el INDEC mensualmente.

«en este último trimestre lo que hubo fue una enorme pérdida de poder adquisitivo del salario, que en La Plata es muy importante»

El informe remarca que la caída del IAELAP a nivel local durante el primer trimestre fue mayor que la caída del EMAE en el plano nacional en el mismo periodo. Mientras el EMAE se contrajo 5,7%, el IAELAP se derrumbó 9,8%.

En la desagregación por rama, las actividades que encabezaron la caída fueron la Industria Manufacturera (–26,7%), los Servicios Inmobiliarios y Empresariales (–21,9%) y el Comercio (–14,9%). «En promedio, los negocios de La Plata experimentaron una caída de sus ventas del 15% respecto al año anterior», afirman desde el Laboratorio de Desarrollo Sectorial y Territorial de Ciencias Económicas, y detallan que cines (–22%), textiles y prendas de vestir (–21%), y alimentos (–16%) fueron los rubros más afectados.

«De los 9,8 puntos porcentuales en los cuales se redujo la actividad en La Plata durante los primeros tres meses del año, la industria, el comercio y los servicios inmobiliarios y empresariales son responsables por las dos terceras partes de los mismos», afirman desde la FCE en relación con el peso de cada rama en el indicador final.

La abrupta caída de la actividad en la ciudad se produce en el marco de la recesión económica nacional, con el desplome del consumo por la pérdida de poder adquisitivo que provocaron la devaluación y la inflación. Aunque la situación en la capital bonaerense tiene rasgos propios.

«La Plata tiene una estructura productiva basada en servicios que la protege de las grandes oscilaciones, porque los servicios son más estables. Sin embargo, en este último trimestre lo que hubo fue una enorme pérdida de poder adquisitivo del salario, que en La Plata es muy importante porque la proporción de empleados públicos que vive de un salario es muy alta», explicó en diálogo con Contexto Agustín Lodola, director del Laboratorio de Desarrollo Sectorial y Territorial.

«Según nuestras estimaciones, el 22% del producto bruto de La Plata es de la Administración Pública, mientras la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores durante el año pasado osciló entre 15% y 20%. Eso se sintió muchísimo en conjunto con una importante retracción inmobiliaria en una ciudad que recibe constantemente estudiantes», añadió Lodola.

El IAELAP fue elaborado por la FCE por primera vez, en el marco de un trabajo que comenzó en enero de 2017 y que permitió hacer las comparaciones interanuales. Se hizo en base a datos oficiales del INDEC y a una serie de encuestas realizadas en distintas zonas comerciales de la ciudad. Son los corredores de las avenidas 44 y 122; Gonnet-City Bell; los centros comerciales de Los Hornos, casco céntrico y alrededores, calles 8 y 12 y la zona de Plaza Malvinas.

Entre los principales datos que arroja el informe se destaca la alta proporción de locales comerciales desocupados. El promedio de locales vacíos es del 13%, y lo superan las zonas del corredor de avenida 122 (30%), casco céntrico (19%) y corredor avenida 44 (19%).

La opinión de los comerciantes y los empresarios

En cuanto a las ventas, más de la mitad de los comerciantes de La Plata (58%) manifestaron que han disminuido respecto del año anterior. «En promedio, los negocios de La Plata experimentaron una caída de sus ventas del 15% respecto al año anterior», indican.

«En promedio, los negocios de La Plata experimentaron una caída de sus ventas del 15% respecto al año anterior»

En otro apartado son consultados los empresarios, quienes identifican como los principales problemas macroeconómicos la inflación (84%), la presión impositiva (66%), las tarifas de los servicios públicos (46%) y la falta de demanda (43%). De cara a lo que viene, las expectativas en el futuro de la economía de Cambiemos no son alentadoras. «Para el segundo trimestre de 2019, el 53% de los empresarios platenses espera que sus ventas disminuyan».

A su vez, el 83% no piensa ampliar su planta de empleados y el 14% tiene previsto reducirla. Sólo el 3% de los comercios expresa que aumentará la dotación de personal. Por último, el 60% de los negocios encuestados manifiesta que no realizará nuevas inversiones.