Por Pablo Pellegrino

«Analizando la jornada de hoy, podemos decir que la mayoría del pueblo argentino se sumó a la convocatoria de la Confederación General del Trabajo para reclamar medidas urgentes de rectificación de las políticas económicas que se llevan adelante y que sistemáticamente fueron erosionando toda la actividad productiva trayendo consecuencias devastadoras en el tejido social de nuestro país», dijo en la tarde del miércoles uno de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, al analizar la jornada de protesta de veinticuatro horas que comenzó en la medianoche.

La contundencia del quinto paro general se vio reflejada en las grandes ciudades del país, que estuvieron, según las palabras de Daer, «desiertas». Los principales servicios, como transporte, bancos, escuelas, universidades y hospitales, se plegaron a la huelga en repudio a la política económica del gobierno de Mauricio Macri que derivó en la profunda crisis social y económica que atraviesa el país.

En las primeras horas de la mañana, movimientos sociales y partidos de izquierda, que además del paro realizaron una movilización, fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad. Por esas horas, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, fue una de las primeras funcionarias en opinar sobre la medida de fuerza. «Estamos hartos de los paros», dijo.

El líder del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, uno de los referentes del Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona), repudió la represión llevada a cabo por el gobierno y dijo con ironía que «Camioneros paró todo, el único camión que andaba era el que manejaba la señora Bullrich».

Moyano: «una vez más se demuestra la necesidad del trabajador de expresar el mal momento que estamos viviendo, el rechazo a la política del gobierno por las consecuencias que trae».

Los referentes del Fresimona realizaron un balance del paro cerca del mediodía, antes que las autoridades de la CGT. «Hemos hablado con muchas provincias del interior y el paro ha sido muy efectivo, muy importante y con mucha adhesión», evaluó el líder de Camioneros, y consideró que «una vez más se demuestra la necesidad del trabajador de expresar el mal momento que estamos viviendo, el rechazo a la política del gobierno por las consecuencias que trae».

De los cinco paros generales que se realizaron durante la gestión de Cambiemos, el de este miércoles fue el más contundente. «Espero que este mensaje que le dan los trabajadores con este paro contundente lo hagan reflexionar al presidente y empiece a cambiar las cosas», señaló Moyano.

En la conferencia de prensa de la CGT, en la histórica sede de Azopardo, Daer manifestó más tarde que la caída del empleo y el salario «son las consecuencias propias de esta política económica, el aumento de la pobreza nos da la peor perspectiva hacia el futuro». Y expresó: «Le decimos a las autoridades que tomen medidas inmediatas para lograr frenar esta caída y esta decadencia social, política y económica que tenemos».

«Queremos ratificar el rumbo que ha tomado esta CGT en ir siempre en busca de un camino que resuelva los temas de los más necesitados, los temas de fondo de nuestro país, y que permita que en este país se pueda vivir dignamente», concluyó.