Se viven horas de tensión en la comunidad de Villa Elisa, donde denuncian la presencia de un exmilitar acusado de participar de más de cincuenta hechos de torturas y secuestros durante la última dictadura militar. Se trata de Eduardo Carlos Videla, investigado por crímenes de lesa humanidad en la región de Bahía Blanca y alrededores, quien ahora reside en la localidad platense con total impunidad.

Durante 1976, Videla fue jefe de sección de la compañía de combate «Mayor Keller», mientras que en 1977 prestó funciones como «jefe de grupo» de la Compañía Comando de la misma unidad militar.

«Por cuestiones procesales estuvo demasiado tiempo sin sentencia, entonces se le decretó quedar eximido de prisión. Ahora tiene domicilio en Villa Elisa»

«Por cuestiones procesales estuvo demasiado tiempo sin sentencia, entonces se le decretó quedar eximido de prisión. Ahora tiene domicilio en Villa Elisa, en el barrio Dumor. Esto empezó a crear pánico e inquietud entre los vecinos. Muchos tienen miedo, yo tengo asco y bronca», dijo a Contexto Amílcar Mercader, miembro del colectivo Vecinos de Villa Elisa por la Memoria, Verdad y Justicia.

«El hecho de que este sujeto pueda estar caminando por la calle como si nada va de la mano directamente con el contexto en el que estamos viviendo, con un gobierno que ha tenido múltiples gestos hacia los represores», agregó Mercader.

A raíz de la situación, los vecinos de Villa Elisa llevarán adelante un acto de repudio el próximo sábado 8 de junio a las 15 hs en el Paseo de la Memoria, que contará con la presencia de figuras del ámbito judicial y de activista de los derechos humanos, como el exjuez Carlos Rozansky, el periodista y abogado Pablo Llonto, la abogada Verónica Bogliano y Azucena Racosta, militante y especialista en comunicación y criminología.

Entre los 36 imputados en la zona de Bahía Blanca por crímenes de lesa humanidad, se encuentra Videla, quien está libre ya que la Justicia no ha avanzado en el proceso de enjuiciamiento. Entre los crímenes que se le adjudican se ubican hechos de tortura, secuestros e incluso un acto de violencia sexual contra una víctima.

«Bahía Blanca es una ciudad muy marcada por la presencia militar, por la presión mediática del diario La Nueva Provincia y una Justicia que deja vencer los plazos de juicios y los lapsos para pedir prisión preventiva. Por todas estas condiciones Videla está libre», expresó Víctor Salinas, también integrante de Vecinos de Villa Elisa por la Memoria, Verdad y Justicia, en declaraciones a un medio local.

Salinas comentó que Videla intentó involucrarse en la actividad cultural de la localidad platense al anotarse en un taller literario, momento en que se tomó conocimiento de que un ex jefe militar vinculado a la dictadura se encontraba en plena libertad en la zona.

«Este sujeto se desenvuelve como si nada entre nosotros. Es un caso muy particular, porque no hay imágenes de él en los medios y se desenvuelve como uno más»

«Este sujeto se desenvuelve como si nada entre nosotros. Es un caso muy particular, porque no hay imágenes de él en los medios y se desenvuelve como uno más y nadie sabe quién es. Cuando se le determinó la libertad por el vencimiento de pedido de prisión preventiva, él fijó su domicilio en Villa Elisa», agregó Salinas.

De acuerdo con las investigaciones realizadas, son alrededor de quinientas las víctimas del terrorismo de Estado en la jurisdicción federal de Bahía Blanca.