Tras los dichos de Bullrich, Unidad Ciudadana presiona a Ritondo para esclarecer lo sucedido en San Miguel del Monte

Luego del intento de la ministra de apañar el accionar policial con desafortunadas menciones al caso Arruga, el bloque de diputados provinciales exige respuestas al titular de Seguridad bonaerense sobre las cuatro muertes durante una persecución.

288

 

Las muertes de un joven y tres chicos durante una persecución policial en San Miguel del Monte siguen en pleno reclamo de justicia, en especial tras las pericias que responsabilizan cada vez más a las fuerzas de seguridad en el fatal desenlace. La implicancia de una balacera provocada por los efectivos sobre las víctimas se ve ahora recrudecida por las declaraciones de la propia ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que volvió a reivindicar el accionar de la policía e incluso desconoció el caso de Luciano Arruga, víctima de violencia institucional.

«En el caso Arruga terminó demostrándose que todo lo que se había construido era mentira», disparó Bullrich, en plena defensa de las fuerzas de seguridad sobre casos donde se evidenciaron fuertes elementos de violencia institucional y encubrimiento.

Tras las declaraciones de la ministra, el bloque de diputados provinciales de Unidad Ciudadana presentó un pedido de interpelación sobre el titular de la cartera de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, a quien exigirán respuestas sobre el trágico episodio que generó un revuelo sobre el operativo policial.

Debido a la fuerte presión social, siete oficiales de la Policía bonaerense fueron detenidos por el episodio ahora conocido como la «Masacre de San Miguel del Monte». Vale recordar que las víctimas del hecho fueron Aníbal Suárez (de 22 años), Gonzalo Domínguez (de 14), Danilo Sansone y Camila López (de 13).

El bloque presidido por Florencia Saintout exhorta a Ritondo a que «brinde las respuestas, explicaciones sobre la Masacre de San Miguel del Monte, en la que 4 jóvenes murieron y una se encuentra internada en grave estado como consecuencia del accionar de la Policía de la Provincia de Buenos Aires». En la presentación hacen hincapié sobre los criterios de los operativos, los controles de aptitud de los efectivos y de qué manera son formados durante la carrera.

Al mismo tiempo, el diputado provincial José «Cote» Rossi presentó un pedido de información dirigido a Ritondo y Vidal donde también hace foco sobre la nómina de efectivos que participaron en el operativo que derivó en la persecución y los detalles de protocolo sobre cómo deberían haber actuado en un caso de tal característica.

En tanto, las cuatro muertes conmocionaron a toda la opinión pública y al escenario político, que de inmediato comenzó a pronunciarse en repudio del accionar de la policía y a ratificar el pedido de justicia.

«Exigimos justicia por los chicos asesinados en San Miguel del Monte. Repudiamos las políticas y discursos que han estimulado y avalado el gatillo fácil», expresó el diputado nacional Axel Kicillof, palabras a las que se plegó su par Agustín Rossi, quien sostuvo: «El asesinato de los 4 jóvenes en San Miguel del Monte es consecuencia directa de la aplicación de la doctrina ‘van a poder disparar sin dar la voz de alto’, empoderamiento de las fuerzas de seguridad, sustentada por Macri-Vidal; Bullrich-Ritondo».

Desde que ocurrió el hecho, las principales versiones por parte de la Policía apuntaban a que el Fiat 147 en el que viajaban las víctimas había desobedecido una señal de alto por parte de las autoridades, hecho que dio lugar a la persecución. Con el correr de los días se descubrió que desde el patrullero abrieron fuego de manera injustificada y llegaron a herir a los que iban en el auto.

Por eso, durante la tarde de ayer, una multitudinaria marcha partió desde el Congreso a Plaza de Mayo en reclamo de justicia por las cuatro víctimas. «Es el acompañamiento a una familia destrozada por una doctrina del gobierno, tal como cuando nos paramos de mano en la calle contra un código penal de impunidad», expresó en la previa de la manifestación Nacho Levy, integrante del colectivo de militancia villera La Garganta Poderosa.

Levy agregó: «Intentaron instalar una versión policial como pasa siempre, como hicieron también con Facundo Ferreyra y luego se demostró lo contrario. Por suerte hay una comunidad de pie que quiere hacer valer el control popular y exigir respuestas. No podemos aceptar que Ritondo se indigne como si fuera un televidente, con tipos a los que él mismo les dio un fierro».

«Lo primero que hizo la funcionaria (Bullrich) fue responsabilizar a la población de San Miguel del Monte, a quienes acusó de tener ‘una cierta relación de distancia’, miedo y desconfianza a la policía. Luego, reafirmó que la ‘Doctrina Chocobar’ es el paradigma ordenador de la actuación de las fuerzas de seguridad bajo su mando», denunció durante la tarde de ayer la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI).