Los principales apoyos a la jugada de Cristina

Desde un amplio arco dentro del esquema político y sindical del peronismo manifestaron su respaldo a la maniobra de la expresidenta para ampliar su base de consensos y votos con el fin de vencer al macrismo.

583

El anuncio de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner, que comunicó la expresidenta a través de un video difundido en las redes sociales, generó rápidamente el respaldo de sectores de poder dentro del peronismo. Un importante número de gobernadores e intendentes, centrales sindicales, asociaciones pymes y movimientos sociales celebraron la nueva carta que jugó Cristina y llamaron a ampliar aún más la unidad para derrotar a Cambiemos en las próximas elecciones.

Ni bien se conoció la noticia que sacudió y sorprendió a propios y extraños, en Twitter se replicaron los mensajes referidos a la decisión de la senadora de bajarse de una candidatura y acompañar en un binomio como vicepresidenta a Alberto Fernández, pieza política clave durante el gobierno de Néstor Kirchner para tejer alianzas en tiempos adversos a fin de garantizar la gobernabilidad desde 2003.

Dentro del peronismo, luego de saberse la fórmula, los primeros en responder políticamente fueron los diputados Agustín Rossi (FpV-PJ) y Felipe Solá (Red x Argentina), quienes se bajaron de sus precandidaturas en pos de la “unidad” y mostraron su acuerdo con la maniobra. “Mi candidatura tenía una única misión: construir una unidad amplia para defender al trabajo, a los humildes y a la clase media. Ese objetivo está cumplido”, escribió Solá. “AF – CFK es la fórmula que nos representará en las próximas elecciones. Ahí estaremos, defendiendo las mismas ideas y valores, como siempre, con aplausos o con huevazos», tuiteó por su parte Rossi.

Una numerosa cantidad de gobernadores salieron a hacer público su apoyo a la dupla de los Fernández. “Un gesto trascendental”, “un acto de grandeza para superar grietas”, “un paso importante en las decisiones políticas necesarias en nuestro país”, fueron algunas de las expresiones que usaron los mandatarios provinciales. “Unidad”, “esperanza” y “consenso” fueron las consignas de Juan Manzur (Tucumán), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Uñac (San Juan), Lucía Corpacci (Catamarca), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero).

Por el lado de los intendentes del PJ, Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) definió como “una lección de política” el anuncio de Cristina. “Desde la Provincia de Buenos Aires, nos van a encontrar unidos, cada día más convencidos de que #HayOtroCamino, cada vez más cerca de lograrlo”, afirmó.

Un día antes del anuncio de Cristina, Alberto Fernández había participado de una reunión con una veintena de intendentes peronistas, a la que también asistió Máximo Kirchner y donde acordaron reunirse con mayor frecuencia para avanzar en la unidad. El anfitrión fue Insaurralde, y allí estuvieron Gustavo Menéndez (Merlo), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gustavo Arrieta (Cañuelas), Ariel Sujarchuk (Escobar), Gabriel Katopodis (San Martín), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Walter Festa (Moreno), Jorge Ferraresi (Avellaneda) y el dirigente del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro.

El Partido Justicialista, por su parte, se hizo eco también de la nueva fórmula peronista. “Empieza una nueva etapa para derrotar al modelo de hambre y ajuste de Macri y de Cambiemos. La unidad es el camino”, sostuvieron desde el partido. El martes pasado, Cristina dio otra muestra del perfil de su estrategia política de mayor amplitud al asistir a la reunión del PJ en su sede de calle Matheu, algo que no hacía desde hace más de diez años, con el fin de conformar un “gran frente patriótico”.

Desde el sector sindical, la Corriente Federal de los Trabajadores de la CGT disidente que representa a los sindicatos base del Frente Sindical para el Modelo Nacional –La Bancaria, Camioneros, Gráficos Bonaerenses, Docentes Privados, Pilotos y Canillitas, entre otros– expresó su “total apoyo” a la iniciativa de la expresidenta porque “es la forma que mejor expresa las aspiraciones de los trabajadores”. Y reforzaron: “Esta construcción política es una garantía para disputarle el poder a la derecha y terminar de una buena vez por todas con un gobierno que ha llevado al país a la ruina”.

Héctor Daer, titular de la CGT, felicitó a Alberto Fernández “por esta candidatura camino hacia la gran unidad del peronismo, convocando a todos”. Y añadió: “Es emocionante para los argentinos volver a tener la esperanza de un futuro Gobierno que saque a nuestro país del decadente proceso actual”.

Por último, desde el kirchnerismo duro, durante un acto ayer por la tarde en el Estadio de Ferro, Máximo Kirchner manifestó su optimismo ante la militancia: «Somos capaces de construir buenos tiempos. A los pibes que tienen pensado irse del país, que no se vayan, a los comerciantes que piensan en cerrar y echar gente les decimos que no lo hagan, que falta poco. A los industriales que quieren un modelo diferente para la Argentina, que aguanten y ayuden a su pueblo”, remarcó.

Por último, desde el PJ, en voz de su presidente José Luis Gioja, han reiterado su convocatoria para incorporar a los precandidatos presidenciales de Alternativa Federal, Sergio Massa y el gobernador de Córdoba Juan Schiaretti. En declaraciones a los medios, Massa ayer primero se mostró abierto al “diálogo” y expresó su “respeto” por Alberto Fernández, aunque luego, fiel a su ambigüedad, ratificó su precandidatura por el peronismo no kirchnerista. Por el lado del cordobés, lo cierto es que la próxima semana será el principal protagonista por su resonante triunfo electoral en la cumbre que se llevará a cabo en Córdoba, donde se debatirá la estrategia partidaria de cara al cierre de listas y las primarias obligatorias de agosto junto a los demás precandidatos de esa fuerza: Juan Manuel Urtubey, Roberto Lavagna y Miguel Ángel Pichetto, quienes sí dejaron en claro su negativa a confluir con Cristina.