El exsecretario Legal y Técnico durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner, Carlos Zannini, participó el viernes de una charla organizada por agrupaciones docentes, estudiantiles y profesionales vinculadas al derecho titulada “Estado de Derecho y el estado de los derechos”.

La actividad se realizó en el Edificio Sergio Karakachoff de la UNLP y el exfuncionario estuvo acompañado por la presidenta del bloque de diputados provinciales de Unidad Ciudadana, Florencia Saintout, quien le dio la bienvenida a “esta ciudad que te quiere mucho”.

“A mí me conmueve cuando cuenta cómo trabajaron juntos, porque uno siente el peso de la historia cuando lee eso”, dijo Saintout, y destacó que Zannini “ha tenido el paradójico honor y dolor de ser preso de la dictadura y de este gobierno”.

Durante el acto, los dos expositores destacaron la presencia de Julia Esteche, hija del dirigente Fernando Esteche, único detenido en la causa por el supuesto plan de encubrimiento a los ciudadanos iraníes sospechados de participar en el atentado a la AMIA, causa por la que también estuvo preso el excandidato a vicepresidente en las elecciones de 2015.

“Estamos siendo sujetos de un nuevo modelo de dominación a través de los medios concentrados, la Justicia y los libretos de algunas catacumbas que yo creía que eran los servicios de inteligencia, pero resultó ser la oficina del ministro Garavano”, afirmó Zannini durante su alocución, en la que analizó que “la agresión al Estado de derecho” es un eje central “para el país que están formateando”.

“El precio del dólar y la inflación son datos que están mostrando una realidad posterior, que es un país para 20 millones de personas”, consideró el dirigente kirchnerista.

El exsecretario Legal y Técnico de la Nación enumeró una serie de acciones y medidas llevadas a cabo por el gobierno de Mauricio Macri tendientes a “cooptar y disciplinar a la Justicia” para que se aboque a la “difamación, persecución y encarcelamiento” de opositores.

Entre ellos, mencionó el “copamiento de manera fraudulenta” del Consejo de la Magistratura, el denominado “forum shopping” a través de la manipulación de los sorteos de juzgados, la manipulación de pruebas, entre las que mencionó la falsa pericia que realizó David Cohen por la que se desaforó y detuvo a Julio De Vido, el abuso de la prisión preventiva, y la figura de la asociación ilícita como instrumento de persecución. “La simple multiplicidad de asociaciones ilícitas por las que se acusa a Cristina dan cuenta o que era muy mala armando asociaciones ilícitas, porque cada una se dedicaba a un delito distinto, o que en realidad es falso.”

En ese sentido también se refirió al escandaloso apriete por parte del gobierno a los integrantes de la Corte Suprema de Justicia durante la última semana por haber reclamado al tribunal que enjuiciará a la exmandataria el expediente para su análisis. Zannini sostuvo que la causa “es un galimatías” y cuestionó: “De 51 obras que serían irregulares, van a peritar una sola”.

“Es una locura, cualquiera está procesado, están los integrantes del Tribunal de Cuentas de Santa Cruz, los integrantes del Ministerio de Economía, hay escribanos santacruceños que no tienen ninguna participación; mucha gente que no tiene la voz potente de Cristina para defenderse, que no tienen manera de exponer su situación ante los demás y tienen una pila de derechos vulnerados”, señaló.