Trabajadores de la Casa del Niño de Barrio Hipódromo alertaron, en comunicación con Contexto, sobre el deficiente estado que se encuentra la institución, dependiente de la Subsecretaría de Educación de la Municipalidad de La Plata, conducida por Marcela Canuti.

La institución educativa, emplazada en 115 e/ 42 y 42 bis, alberga a 120 niñxs entre los dos turnos que conviven con serios problemas de infraestructura, entre los que se destacan los problemas en los baños, entre clausuras y techos a punto de caerse. Lo mismo para el sanitario del personal, que ya está sin puerta.

Según advirtieron los trabajadores (que prefirieron no revelar su identidad por miedo a represalias) esto ya fue denunciado a las autoridades pertinentes, haciéndose presente la Subsecretaria en el lugar, pero sin brindarles solución alguna. “La semana pasada vino la señora Canuti, vio que un baño está clausurado y uno sólo funciona y dijo ‘bueno con un sólo baño se pueden arreglar’”, advirtieron desde la institución de Barrio Hipódromo. “Los chicos tiene que hacer fila en un solo baño”, destacaron los trabajadores.

“La semana pasada vino la señora Canuti, vio que un baño está clausurado y uno sólo funciona y dijo ‘bueno con un sólo baño se pueden arreglar’”

“El techo dan ganas de agarrarlo con un palo y sacarlos nosotros. No sabemos, están esperando que pase algo, o no entendemos por qué sigue así”, agregaron.

Leer también: Maltratos y amiguismos: el modus operandi de la Subsecretaría de Educación de La Plata

Estos hechos se suman a los ya denunciados el mes pasado, cuando la Casa del Niño estuvo con importantes pérdidas de gas, debiendo ser clausurado pero los trabajadores cumpliendo su horario. “Si prendíamos algo iba a ser peor que lo de Moreno”, consideraron en esa oportunidad los trabajadores, en referencia a la tragedia que se cobró la vida de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez.

El deficiente estado en que se encuentran las instituciones educativas que dependen del Municipio fue denunciado en reiteradas oportunidades por este medio. En marzo, Contexto reveló las situación que se encontraba la Casa del Niño Ricardo Rojas, infectada en ese entonces por ratas, en pleno brote de hantavirus. Días después de esa denuncia, el Municipio avanzó con la desinfección y los niños pudieron volver a clase.

Leer también: Denuncian que una guardería municipal está infectada de ratas

El mes pasado, en la misma institución, una docente perdió una falange y otros dos dedos quedaron comprometidos tras que la endeble estructura que sostenía bidones de la empresa ABSA cediera y le aplastara la mano cuando recargaba agua. Cabe destacar que la Casa del Niño Ricardo Rojas se encuentra sin agua potable desde el 2017.

Más allá de los problemas edilicios, Educación se ha convertido en una de las áreas más controvertidas del Municipio de La Plata, tras las denuncias que han hecho sus trabajadores por los maltratos y amiguismos de Canuti al frente de la Subsecretaría.