Con el fin de rechazar el ajuste de Cambiemos en el sector de la educación superior y en el sistema de ciencia y tecnología, federaciones de docentes universitarios junto con organizaciones de ciencia, estudiantes y trabajadores no docentes llevarán a cabo el jueves de manera conjunta una Marcha de Antorchas desde el Congreso a la Plaza de Mayo. La medida incluye un paro en todas las universidades nacionales.

“No al ajuste de Macri y el FMI. Defendamos la Universidad Pública, la Ciencia y la Tecnología” es la consigna que motoriza esta semana de reclamos que comenzaron ayer y continúan hoy y mañana como antesala al paro. Consisten en actividades de difusión a través de clases públicas, asambleas y abrazos simbólicos.

“Definimos un plan de lucha con una jornada de 72 horas de visibilización y protesta en todas las universidades públicas del país para dar a conocer la situación del sector, que va a culminar con paro y movilización”, dijo a Contexto Verónica Betancourt, secretaria gremial de Conadu, una de las federaciones convocantes.

La semana de lucha se enmarca en la no resolución de la negociación paritaria. En la última reunión, la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) ofreció una recomposición del 4% en junio, 4% en julio, 4% en agosto y 3% en octubre, con una cláusula de actualización automática para noviembre y diciembre. Los gremios la definieron como “insuficiente” y exigen que la cláusula se adelante, teniendo en cuenta que las estimaciones privadas de inflación para todo 2019 llegan casi al 40%, por lo que los incrementos serían ampliamente superados.

Con ciertas diferencias entre sí, los gremios piden un aumento del 35% con un mecanismo de actualización automática por inflación, recuperación del salario perdido el año pasado y el blanqueo de las sumas no remunerativas.

En lo que sí coinciden todos los gremios es en su rechazo a la política educativa en particular y económica en general de la alianza Cambiemos. Esa postura en común los hace ser parte de la misma movilización.

“Esto no es sólo una cuestión salarial. Estamos planteando la necesidad de la defensa de la universidad pública ante el ajuste de las políticas de Cambiemos. Hablamos de restricciones presupuestarias, la terrible merma de becas que hace que los estudiantes no puedan continuar estudiando, y el brutal recorte en ciencia y tecnología que alcanzó no sólo al CONICET, sino también ha llegado a las partidas específicas de ciencia y tecnología que forman parte del presupuesto universitario”, sostuvo Betancourt.

De la movilización participarán también Conadu Histórica, Fedun y Fatun (no docentes). “La consigna es frenar el ajuste al que el gobierno de la alianza Cambiemos somete al pueblo trabajador. En particular, marchamos en defensa de los salarios de los docentes universitarios y del Convenio Colectivo de Trabajo y en reclamo por un aumento del presupuesto para la Universidad Pública, la Ciencia y la Técnica”, definieron desde Fedun en un comunicado.

Las organizaciones ligadas a ciencia y tecnología, en tanto, pondrán sobre la mesa el ajuste que recae sobre sus organismos y la falta de una política que oriente la actividad. Los recortes en el ingreso a la carrera de investigador del CONICET y los casos de investigadores que emigran del país por ausencia de oportunidades expresan el grado de deterioro del sector.

En La Plata, facultades y colegios universitarios de la UNLP organizan una serie de actividades para hacer pública la problemática. Hoy habrá un abrazo a las 13 hs en la sede Fonseca de la Facultad de Bellas Artes, donde además de esa casa de estudios participan la Facultad de Trabajo Social y el Bachillerato de Bellas Artes.