El traspaso del Servicio Alimentario Escolar de Provincia a los Municipios sigue generando polémica ante la falta de calidad de los alimentos que reciben los niños y niñas en las diferentes instituciones. Esta vez, desde el Jardín Maternal N° 3 de La Plata apuntan al intendente Julio Garro, por la comida que provee a la institución.

Ubicado en 46 e/ 2 y 3, el Jardín N° 3 es uno de los cinco maternales públicos de la provincia en La Plata. Desde 2018, como en todas las instituciones educativas provinciales, el Municipio es el que está a cargo de la alimentación de los niños y niñas. Sin embargo, la calidad es deficiente, teniendo en cuenta que en el mismo año se quedaron sin gas –problema aún no resuelto–, por lo que se entregan diariamente viandas frías con poco aporte nutricional.

“El menú que los niños y niñas reciben, chicos y chicas entre uno y tres años, es a base de harina. Comen dos veces por semana sándwich con una feta de jamón y una feta de queso en un pan francés, una vez una empanada de jamón y huevo y otro día un medallón. La base es harinas, no hay verduras, no hay legumbres”, describió Julia Domínguez, mamá de una niña que asiste al Maternal N° 3.

«Comen dos veces por semana sándwich con una feta de jamón y una feta de queso en un pan francés, una vez una empanada de jamón y huevo y otro día un medallón»

Ante este panorama, con la preocupación de que niños y niñas tan pequeños crezcan con una malnutrición, los padres y madres decidieron enviarles viandas desde sus casas. “No podemos concebir que ellos coman eso”, consideró Domínguez.

Desde la comunidad educativa del Maternal enviaron una carta al Municipio para que se revierta la situación. La respuesta desde el Ejecutivo local es que hay una nutricionista a cargo, pero jamás le detallaron la matrícula de la profesional, por lo que desconfían del trabajo que realiza la supuesta especialista.

Al mismo tiempo, según detallaron las madres a Contexto, desde el Municipio descreen que sea cierta la alimentación que describen. “Nosotros sabemos que es así, que es lo que los chicos comen. Los chicos salen con hambre del jardín”, agregó Domínguez, quien detalló que insistirán en las puertas del Ejecutivo municipal para que reviertan esta situación.

En La Plata, según datos oficiales, el monto total para el SAE es de 300 millones de pesos a distribuirse en 95.000 cupos, entre desayunos, almuerzos y meriendas. En 2018 hubo reiteradas situaciones de reclamo en las escuelas por comida que llegaba en mal estado y carencias en cuanto a la cantidad.

Según advirtieron recientemente los gremios docentes del Bloque Sindical Educativo local, hay una situación general en la que hay más alumnos que cupos, al tiempo que, al igual que el Jardín Maternal N° 3, hay otras instituciones como la Primaria N° 50 de Los Hornos que, en obra, tampoco tiene gas, por lo que también llegan las viandas frías con deficiente calidad.