Cuando aún en los medios se debate la presencia de Marina Simian, la investigadora del CONICET que fue a un programa televisivo para ganar dinero a fin de avanzar con su investigación en un escenario de ajuste, una de las directoras deja el organismo con fuertes críticas a la gestión de Mauricio Macri. Se trata de la socióloga e historiadora feminista Dora Barrancos, una de las pensadoras más importantes de la Argentina, quien renunció al directorio del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas ante las demoras en las designaciones de otros dos miembros.

“Mario Pecheny y Alberto Kornblihtt fueron electos por amplia mayoría a integrar el directorio del CONICET, pero hace un año que Macri no los nombra. Es claro que hay algo oscuro», denunció Barrancos en declaraciones radiales.

El CONICET es un ente autárquico, bajo la órbita de la Secretaría de Ciencia y Tecnología, conducida por Lino Barañao, quien puso al frente del organismo a Alejandro Ceccatto. Mientras tanto, el directorio, con ocho miembros, es elegido por el voto de los científicos para ser representantes de cada área.

Kornblihtt fue votado por sus pares para ocupar el directorio en representación de las Ciencias Biológicas y de la Salud, mientras que Pecheny ocuparía la banca de Ciencias Sociales y Humanidades, siendo el sucesor de Barrancos.

Barrancos: “Estoy absolutamente convencida de que hay una articulación oscura. No es posible, nunca los decretos demoraron más de seis meses».

Por la demora, la investigadora decidió dar un paso al costado y denunciar la situación que atraviesa el organismo. “Estoy absolutamente convencida de que hay una articulación oscura. No es posible, nunca los decretos demoraron más de seis meses. Es claro que hay algo oscuro. Hay algo en tinieblas”, consideró Barrancos, quien destacó que tanto Pecheny como Kornblihtt tienen un rol muy crítico respecto de la gestión en materia de Ciencia y Tecnología llevada adelante por el gobierno nacional.

“Es un momento de enorme dolor. Hemos tratado de contribuir a todas las equidades, sociales, de género, geográficas, disciplinarias. Es un ciclo doloroso”, agregó la investigadora.

Leer también: Institutos del CONICET: “Sobrevivimos hasta que haya una voluntad política que rescate el sistema científico”.

La falta de designaciones se da en un contexto de ajuste del organismo que quedó expuesto en el prime time televisivo tras la participación de Simian en el programa ¿Quién quiere ser millonario?, en el que dijo que los 500 mil pesos que ganó serán destinados a la investigación que lleva adelante su equipo por el desfinanciamiento que lleva adelante el gobierno nacional.

En campaña, Cambiemos prometió que a Ciencia y Tecnología le otorgaría 1,5% del Producto Bruto Interno (PBI). Sin embargo, Barañao otorga sólo el 0,5% del PBI a su área. Más aún, lejos de hacerse cargo del ajuste y en medio de los reclamos por la reducción de cupos (de los 2.595 expertos que iban a ingresar a realizar carrera en el CONICET, sólo fueron aceptados 450) el funcionario afirmó: «También dijimos que íbamos a disminuir la inflación y la pobreza y no es tan fácil. Una cosa es lo que uno tiene como aspiración y otra es lo que indica la realidad”.

En campaña, Cambiemos prometió que a Ciencia y Tecnología le otorgaría 1,5% del Producto Bruto Interno (PBI). Sin embargo, Barañao otorga sólo el 0,5% del PBI a su área.

La falta de designaciones no resulta nueva en Cambiemos. En 2016, el doctor en Bioquímica Roberto Salvarezza fue elegido por sus pares como representante del área de Ciencias Exactas y Naturales en el directorio de CONICET. Sin embargo, todavía no fue designado. El hoy diputado nacional por Unidad Ciudadana es una de las voces más críticas.

“Dora ha visibilizado con su renuncia la grave crisis institucional del CONICET. Estamos viendo con lo que sucedió con la científica (Simian) lo que es la crisis de recortes presupuestarios y desfinanciamiento, pero nos olvidamos de la crisis institucional. Cambiemos ha instalado en el CONICET la idea, a través de su presidente Ceccatto, de que los opositores no pueden estar en el directorio”, dijo Salvarezza a Contexto.

Salvarezza: «Con lo que sucedió con la científica (Simian) estamos viendo lo que es la crisis de recortes presupuestarios y desfinanciamiento, pero nos olvidamos de la crisis institucional. Dora la ha visibilizado».

Ante la demora en su designación, Salvarezza recurrió a la Justicia realizando un juicio por mora al Estado, que resultó favorable para él, alegando que era injustificable que haya pasado un año y medio sin su nombramiento en el directorio. Con Pecheny y Kornblihtt ya ha pasado un año.

“Están repitiendo el mismo esquema. Seguramente los van a nombrar porque tienen la sentencia de la cautelar mía y no hay manera de justificarlo, pero lo van a estirar lo máximo posible”, consideró Salvarezza.

Cabe recordar que en las últimas elecciones del organismo, en tres áreas (Exactas, Ciencias Biológicas y Ciencias Sociales) el oficialismo perdió por amplio margen. Sin embargo, según advierten los científicos, el propio Ceccato ha advertido que “no puede ser directora del CONICET una persona que sea opositora”. “Esta filosofía la toma Cambiemos y la aplica en las designaciones”, evaluó Salvarezza.