En un acto por los cien años del nacimiento de Evita, el diputado nacional de Unidad Ciudadana Máximo Kirchner le respondió a Mauricio Macri, quien está ofreciendo un acuerdo a la oposición de diez puntos. “Lo invitamos al gobierno a firmar cuatro puntos que son esenciales para millones de argentinos y argentinas: desayuno, almuerzo, merienda y cena todos los días”, retrucó el líder de La Cámpora.

El santacruceño habló de la necesidad de ofrecerle a la gente «una propuesta política superadora no sólo de estos cuatro años de derroche de deuda macrista; sino que tenemos que tener una oferta superadora a los doce años en que gobernaron Néstor y Cristina, para volver a incluir a la mayor cantidad de argentinas y argentinos posibles”, explicó.

”Los números no les cierran siquiera con la gente afuera. Los números en la Argentina tienen que volver a cerrar pero con las familias de cada argentina y argentino adentro”, analizó.

”Buscan estigmatizar y humillar al humilde. Dicen que no hay que darles el pescado y hay que darles la caña de pescar. A la sociedad argentina le dieron la caña de pescar pero en medio del desierto del Sahara. Imposible pescar algo en el desierto, señor presidente. Hace falta trabajo”, agregó. “Pensemos siempre una cosa: es mucho más fácil dar amor que sembrar odio. Han cosechado lo que han sembrado”, consideró.

La jornada estuvo organizada por el Movimiento Evita y antes de Máximo hablaron referentes de ese espacio como Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, los diputados y diputadas nacionales Araceli Ferreyra, Victoria Donda y Leonardo Grosso y la diputada provincial Patricia Cubría.

Del kirchnerismo se hicieron presentes los diputados nacionales Horacio Pietragalla Corti y Andrés “Cuervo” Larroque, la legisladora porteña Andrea Conde y dirigentes y militantes de organizaciones políticas, sociales y gremiales opositoras al macrismo.