Mientras se palpita el paro general que se desarrollará a lo largo de la jornada de hoy, las expectativas están puestas sobre el nivel de convocatoria que adquiera la medida de fuerza que buscará enviar un mensaje de rechazo pleno a las políticas de ajuste de Mauricio Macri. La amalgama entre las dos CTA, el sindicalista Hugo Moyano y el armado construido en el Frente Sindical para el Modelo Nacional se presenta como la gran apuesta del movimiento de trabajadores este año.

En ese sentido, las principales figuras del sector se pronunciaron sobre la importancia de adherir a esta medida para hacer frente al gobierno, así como también para interpelar a la dirigencia de la CGT, hasta ahora reticente a la confrontación a través de un paro. Se espera que las columnas de los distintos sectores comiencen a concentrarse a las 10 de la mañana en el Obelisco para después marchar por Diagonal Sur hacia Plaza de Mayo.

“Se habla de pobreza y desocupación, que son problemas gravísimos, pero el mayor problema de nuestro país es la mala distribución de la riqueza»

Por parte de la CTA Autónoma, el dirigente Hugo “Cachorro” Godoy se pronunció sobre la importancia de la jornada de hoy, que volverá a unificar a sectores disidentes del movimiento sindical en pos de frenar al macrismo. “El paro va a demostrar que el modelo neoliberal es un modelo de colonia y que podemos tener distintas visiones de cuáles son los mecanismos y las medidas más necesarias para construir un proyecto de nación, por eso mañana las trabajadoras y los trabajadores estamos dispuestos a ser protagonistas en ese debate y a demostrar que existe otro camino”, expresó.

Y agregó: “Se habla de pobreza y desocupación, que son problemas gravísimos, pero el mayor problema de nuestro país es la mala distribución de la riqueza, porque la contracara de la pobreza, la desocupación, el cierre de fábricas, es que en tres años se llevaron del país 97 mil millones de dólares. Es decir, el país sigue generando riquezas pero se las llevan unos pocos, fundamentalmente quienes hacen grandes negocios de la timba financiera. Acá no hay crisis económica, es mentira, un grupo de empresas y de bancos ajustan y saquean al país y el gobierno de Macri está habilitando esa perspectiva”.

Entre los principales gremios que integrarán la medida de fuerza se destacan la Asociación Bancaria que conduce Sergio Palazzo, la Unión Ferroviaria de Rubén “Pollo” Sobrero o los aeronáuticos nucleados en APLA, con la dirigencia de Pablo Biró. Allí también confluirá la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

“Estamos tratando de hacer visible un rumbo económico con el que no estamos de acuerdo los distintos sectores sindicales. Queremos generar la salida política a esta situación, tenemos que hacer algo con los números de pobreza, de inflación, con el día a día. Todos los días hay más y más trabajadores que sufren”, dijo a Contexto el referente de la Bancaria en la ciudad de La Plata, Federico Bach.

“Desde hace tiempo que los sectores sindicales hemos buscado la manera de ir sumando fuerza y de unirnos. Aunque, vale aclarar, también nos hubiera gustado que este sea un plan de lucha de la CGT, para que realmente se concrete la unidad de los trabajadores”, expresó Bach. Sin duda, la posición de la CGT frente a la medida de fuerza ha generado fuertes cruces con la corriente encolumnada ahora en el Frente Sindical para el Modelo Nacional.

«Queremos generar la salida política a esta situación, tenemos que hacer algo con los números de pobreza, de inflación, con el día a día»

La actividad bancaria se verá suspendida, y también los subtes; en tanto, los servicios de trenes y colectivos se verán afectados de manera parcial, ya que la UTA no adhiere al paro –no así el 1° de mayo, cuando los gremios de transporte sí pararán de manera total–. No habrá recolección de basura, circulación de combustibles, caudales, correo, agua y gaseosas, como tampoco se realizarán cargas de SUBE.

Por su parte, el presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPORSA), el dirigente Jorge Yabkowski, confirmó que adherirá al paro, por lo que durante ese día la atención en los hospitales públicos será similar a la de un día domingo.