A pesar de la inflación, que en el primer trimestre alcanzó el 11,8%, por encima de las estimaciones privadas, el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, negó que el gobierno tenga en carpeta convocar a los trabajadores estatales para reabrir la paritaria, tal como reclaman los sindicatos de ese sector para no seguir perdiendo poder adquisitivo.

En declaraciones a los medios, Villegas dijo que “por el momento no tenemos prevista ninguna convocatoria a una reunión paritaria salarial con ningún sindicato”. Y amplió: “No está pautado. Tenemos una paritaria vigente y en curso. Han presentado alguna inquietud en ese sentido, pero todavía no tenemos una definición ni una fecha para sentarnos a discutir algún aspecto”.

Esa postura cayó mal en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), gremio que viene llevando a cabo medidas de fuerza para generar la reapertura de la negociación. “Esto es más de lo mismo: el desprecio hacia los estatales y la insensibilidad del gobierno, que paga salarios de hambre”, dijo a Contexto Oscar De Isasi, secretario general de ATE.

De Isasi: «es más de lo mismo: el desprecio hacia los estatales y la insensibilidad del gobierno, que paga salarios de hambre”.

El gremialista agregó que los aumentos de diciembre del año pasado, cuando Vidal cerró con UPCN y FeGEPPBA, no implicaron “recuperar poder adquisitivo con respecto a 2018, con lo cual miles de trabajadores recién en diciembre de 2019 van a cobrar alrededor de 19.800 pesos, por debajo de la línea de pobreza”.

En diciembre, el gobierno le había puesto el broche a la paritaria de los estatales por la aceptación a su oferta de los gremios UPCN y la Federación de Gremios Estatales y Particulares (FeGEPPBA). ATE no la aceptó. La oferta consistió en un 20% en seis cuotas: 4% en enero, 4% en marzo, 4% en mayo, 4% en julio y cláusula de actualización semestral en julio y diciembre, que no es automática y que depende de la buena predisposición del gobierno para negociar.

“Tiene que haber una recomposición salarial de no menos de un 23% para recuperar lo perdido desde 2016, cuando perdimos un 7%. Y en 2018 perdimos un 16%. Ahí se llega a un 23%. Y además tiene que haber una cláusula gatillo para no seguir perdiendo frente a la inflación”, señaló Isasi.

«Necesitamos una recomposición salarial de no menos de un 23% para recuperar lo perdido desde 2016, cuando perdimos un 7%. Y en 2018 perdimos un 16%».

Hoy ATE realiza un Congreso extraordinario desde donde podrían surgir definiciones sobre las medidas a tomar. “Si el gobierno no reabre la paritaria y no define una propuesta salarial que nos permita recuperar el poder adquisitivo, vamos a hacer todo lo que sea necesario para profundizar el plan de acción, junto con los judiciales y los profesionales de la salud”, afirmó el gremialista.

UPCN y FeGEPPBA también piden la “reapertura urgente” de la paritaria. Así lo habían expresado mediante la entrega al gobierno de una nota formal, donde advirtieron del avance de la inflación sobre los salarios de los estatales.

El hecho de que Vidal haya cedido ante el reclamo de los gremios docentes de recuperar los 15,6 puntos de pérdida salarial del año pasado alentó a los gremios estatales, que ahora tienen ese antecedente.

En tanto, los profesionales de la salud nucleados en la Ley Nº 10.471 y representados por el gremio CICOP hoy completan su paro de 48 horas en los hospitales públicos bonaerenses, también por la apertura de su paritaria. En una situación similar están los judiciales nucleados en la Asociación Judicial Bonaerense (AJB). Todos estos gremios podrían confluir en un paro en las próximas semanas contra la gestión de María Eugenia Vidal. Y a nivel nacional, integrados en la CTA Autónoma, serán parte del paro nacional contra la política económica del gobierno de Mauricio Macri junto con otras centrales sindicales.