La Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu) resolvió en su último congreso extraordinario un plan de lucha junto con el sector de Ciencia y Tecnología, el cual incluyó un paro de actividades docentes y movilización para exigir al gobierno nacional un aumento salarial del 35%, la recuperación del salario perdido en 2018, la definición de un mecanismo de actualización automática por inflación (cláusula gatillo), el blanqueo de las sumas en negro, la regularización de docentes contratados y ad honorem y la ejecución de los fondos de capacitación docente. Asimismo, las veintiún asociaciones resolvieron su participación en el paro y la movilización junto a las centrales sindicales del 30 de abril.

En ese marco, el secretario general de Conadu, Carlos De Feo, celebró los acuerdos logrados durante el congreso: “Coincidimos en un plan de lucha que va de menos a más y que se profundiza a través de las medidas que se toman; pero también por la incorporación de otros sectores: el movimiento estudiantil y el sector no docente, por ejemplo”.

“no se trata de discutir solamente nuestros salarios, sino de discutir el presupuesto universitario, las condiciones laborales”

En esta línea, De Feo agregó que “no se trata de discutir solamente nuestros salarios, sino de discutir el presupuesto universitario, las condiciones laborales”, entre otros puntos que determinan en “un modelo de Universidad”.

La jornada llevada adelante desde el mediodía en el Rectorado de la UNLP contó con la presencia de docentes, no docentes y estudiantes universitarios. En la actividad, delegados de diferentes puntos del país hicieron uso de la palabra y especificaron las distintas demandas en sus localidades.

Además, “SE IMPRIME”, el taller complementario de grabado y arte impreso de la Facultad de Bellas Artes, produjo afiches letterpress con la leyenda “Docentes en lucha defendemos la educación pública” para quienes participaron de la convocatoria.

El secretario general de la Asociación de Docentes de la Universidad de La Plata (Adulp), Octavio “Tato” Miloni, sostuvo que “esta segunda jornada de paro hay que enmarcarla en nuestro plan de lucha por la recuperación de lo perdido y por una paritaria que contemple la cláusula gatillo para no perder con la inflación”.

Asimismo, recordó que el gobierno nacional “resolvió de manera unilateral levantar la paritaria que teníamos el lunes y la pasó para el viernes. En función de eso, quedó ratificado el paro de 48 horas, esperando que mañana haya una respuesta por parte del gobierno favorable a nuestro sector”. 

“La cláusula gatillo tiene que ser uno de los reclamos fundamentales de nuestro pliego de reclamos”, añadió el secretario general de Adulp, quien apuntó contra el oficialismo: “Lesionan nuestro salario y los haberes de los compañeros jubilados». En relación con las próximas manifestaciones, Miloni repudió la detención de los extrabajadores de la línea de colectivo Este que se encuentran detenidos desde hace veintitrés días, e invitó a los docentes a participar de la movilización que se llevará adelante el próximo lunes en Plaza San Martín para pedir su liberación.

Además, resaltó la importancia de marchar el martes 30 junto a la CTA y la CGT, e invitó a la marcha nacional universitaria que se llevará adelante en Buenos Aires el 16 de mayo.

La representante del Sindicato de Trabajadores Docentes de la Universidad de Buenos Aires (Feduba) y secretaria adjunta de la CTA Ciudad de Buenos Ares, Belén Sotelo, dijo que “este modelo no da para más”, y habló de la importancia de “poner en valor la Universidad pública”.

“Tenemos que hacer un gran paro nacional para mostrarle a este gobierno que este no es el modelo que nos merecemos»

En línea con lo dicho por sus colegas, remarcó la importancia de la jornada prevista para el próximo martes: “Tenemos que hacer un gran paro nacional para mostrarle a este gobierno que este no es el modelo que nos merecemos. Merecemos vivir en un país con justicia social, educación, salud pública e igualdad”.

El cierre estuvo a cargo de De Feo, quien afirmó que “la universidad y el sistema científico tecnológico no tienen lugar” en el gobierno de Mauricio Macri, y que desde Conadu luchan por “una sociedad que esté comprometida con el desarrollo de nuestro país, que piense en la seguridad social de nuestros mayores”. En relación con los reclamos enunciados en el marco de las 48 horas de paro, resaltó: “Los sindicatos no vamos a ceder en esta pelea. Vamos a seguir luchando para que nuestra Universidad sea un derecho”.