Por Pablo Pellegrino

La inflación se aceleró en el mes de marzo y alcanzó el máximo registro del año con un 4,7%, de acuerdo con los datos difundidos por el INDEC. El número había sido anticipado por el propio presidente Mauricio Macri, que el lunes dijo que en marzo habría un “pico”.

“Esperamos que este pico que tendremos en marzo sea un pico a partir del cual vayamos avanzando paso a paso hasta erradicarla y ser un país más de la enorme mayoría que tiene una inflación de un dígito”, había afirmado el mandatario.

Según los datos del órgano estadístico, en los primeros tres meses del año el IPC registra una variación del 11,8%, lo que acorta las chances del gobierno de cumplir con la meta establecida en el presupuesto nacional aprobado en noviembre del año pasado, que proyectaba un 23%.

El “pico” inflacionario es aún más preocupante si se mira la evolución de los precios desde marzo del año pasado: 54,7 puntos porcentuales fue el incremento del IPC.

Los rubros que traccionaron en marzo la escalada inflacionaria fueron Educación (17,9%), Prendas de Vestir y Calzado (6,6%) y Alimentos y Bebidas (6%). Un dato preocupante es el desempeño de este último ítem: en los primeros tres meses del año, alimentos y bebidas registraron un aumento de 15,8%, por encima del promedio general, y en términos interanuales es el segundo rubro que más incrementos registró, con un 64%.

Por otro lado, los bienes y servicios regulados, sobre los cuales el gobierno tiene incidencia, siguen por encima del índice general (aumentaron 4,9% en marzo y en el primer trimestre llevan un 13,1%), y se esperan para mayo nuevos incrementos en servicios como agua, electricidad, gas y transporte en algunas áreas del país, por lo que el índice difícilmente tenga bajas considerables en los próximos meses.   

Sin embargo, desde el gobierno confían en que las medidas que planean anunciar esta semana para “aliviar” un poco la crisis podrían impactar en el próximo registro. En ese sentido, el ministro de Producción y Trabajo dijo que “la inflación de abril será más baja que la de marzo”, y consideró que “a partir de ahí estamos viendo una desaceleración para los próximos meses”.

De acuerdo con el Relevamiento de Expectativas del Mercado que elabora el Banco Central en base a los informes de consultoras privadas, a marzo del año que viene la inflación alcanzaría el 30,7%, número que con la tendencia de los primeros tres meses del año también parece difícil de alcanzar.