Mediante una conferencia de prensa, la Comisión por la Libertad de los Choferes de la Línea Este anunció una movilización para mañana a las 17:30 hs en Plaza Moreno para exigir “el cese a las causas armadas contra quienes se organizan”. 

Sebastián Mac Dougall, Emanuel Lazzaro, Pablo Varriano y Luciano Fiocchi están acusados de “daños y robos” dentro de una unidad de la propia línea durante el conflicto que se dio entre la empresa Expreso La Plata de Osmar Corbelli y los trabajadores que exigían mejores condiciones laborales y reincorporación de los despedidos arbitrariamente en 2016 y 2017.

«En este país, donde crece la desocupación, en vez de generar trabajo están deteniendo a la gente que salió a protestar y reclamar por un derecho. Son presos políticos»

La Comisión –integrada por familiares, compañeros, sindicatos y organizaciones de derechos humanos y políticas– se reunió en la sede de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Concretamente, los detenidos están imputados por la fiscal Virginia Bravo, a cargo de la Unidad Fiscal N° 7 de La Plata, por “coacción agravada, en concurso material con daños”, mientras que el denunciante había acusado a los trabajadores únicamente por “daños”.

“Hoy venimos a denunciar las maniobras del poder, parte del Poder Judicial, el gobierno y las empresas de colectivos, que quieren aleccionar a los trabajadores y trabajadoras que luchan por dignificar su fuente laboral”, sostuvo Oscar de Isasi, secretario general de ATE.

“Lamentablemente, el vuelto cuasi mafioso del gobierno, del Poder Judicial y la empresas hace que hoy estemos exigiendo la libertad inmediata y desprocesamiento de los cuatro compañeros que ya hace bastantes días que están presos injustamente”, alertó el referente sindical. Desde ATE y CTA “vamos a bregar, trabajar y luchar para que más temprano se defina la libertad de estos compañeros”, agregó.

Federico Giordano, uno de los choferes despedidos durante este conflicto, consideró que la intención de la Justicia es “criminalizar el derecho a protestar que en su momento hicimos y por eso les quieren dar catorce años de arresto a los compañeros”.

“En este país, donde crece la desocupación, en vez de generar trabajo están deteniendo a la gente que salió a protestar y reclamar por un derecho. Son presos políticos, son presos por luchar”, agregó Giordano.

Lorena, esposa de uno de los conductores encerrados, consideró que no hay motivos para la detención e instó a las autoridades a leer la causa. “Lo único que pido es que se sienten los políticos o a quien le pertenezca y lean la causa; es algo injusto. Son chicos que jamás pasaron por eso. Son padres de familia, laburantes del día a día”, sostuvo.

Carlos Zaidman, de la Asociación de ex Detenidos Desaparecidos, destacó que el primer objetivo “es sacar a los compañeros de la cárcel”, y apuntó contra el macrismo: “Esto es parte de un plan más integral que ya se viene ejecutando hace tiempo, donde de cada lucha por mejores condiciones laborales o para recuperar el trabajo surgen nuevos criminalizados”.

«Mañana a las 17:30 hs es un inicio de nuestra presencia en las calles para reclamar lo que es justo, para reclamar que estos compañeros no pasen un minuto más tras las rejas»

Zaidman destacó la lucha que se dio en otras oportunidades con trabajadores detenidos, como fue el caso de Mafissa o Astillero Río Santiago, y llamó a ganar las calles: “En esos lugares la gente no se movió del lugar donde podía hacer presión hasta que liberaron a los compañeros. Nosotros le estamos diciendo a la fiscal que vamos a hacer lo mismo».

«Mañana a las 17:30 hs es un inicio de nuestra presencia en las calles para reclamar lo que es justo, para reclamar que estos compañeros no pasen un minuto más tras las rejas: tras la rejas tienen que estar los explotadores, los criminales que intentan que los choferes trabajen dieciséis horas por día poniendo en riesgo su seguridad y la de los usuarios”.

Nuevos conductores en la empresa

En medio del reclamo por la liberación, la empresa de Corbelli anunció que busca nuevos choferes, en lo que en la conferencia de prensa catalogaron como una jugada mediática por parte de la firma. Los exchoferes destacaron que, con la complicidad de la Unión de Tranviarios del Automotor, no se peleó por su reincorporación y ahora quieren sumar a nuevos en las situaciones de precariedad que ellos denunciaban. “A los que están tomando les va a pasar lo mismo que a nosotros”, sostuvieron, al tiempo que resaltaron los malos salarios, horarios, el estado de las unidades que aún hoy se utilizan.