En sintonía con el gobierno provincial, el Ejecutivo local anunció con bombos y platillos un aumento del orden del 30% para los trabajadores municipales. “Sabemos que estamos transitando un momento duro y es por eso que trabajamos para hacer el máximo de los esfuerzos y mejorar las condiciones salariales de los trabajadores, buscando replicar la política paritaria de la gobernadora María Eugenia Vidal”, sostuvo el intendente Julio Garro.

Sin embargo, desde el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de La Plata (SOEMLP-FESIMUBO) desmintieron esta cifra al tiempo que denunciaron que Garro no los convocó para poder acordar con el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) y UPCN, dos gremios aliados a la gestión.

“Nuevamente el Municipio incumplió, con complicidad de los dos gremios que trabajan con el intendente, más el Ministerio de Trabajo. Se firmó un acuerdo, pero nada tiene que ver con las paritarias: las paritarias son con el Ministerio de Trabajo, el Ministerio no actuó, entonces no hubo paritaria, sí un acuerdo salarial a la baja”, denunció en diálogo con Contexto Gustavo Hernández, secretario general de SOEMLP.

“Lo que han hecho no es una mesa paritaria, sino un acuerdo entre dos gremios que hacen lo que el gobierno les dice. Es una paritaria trucha”, consideró el referente sindical.

Hernández: “han hecho un acuerdo entre dos gremios que hacen lo que el gobierno les dice. Es una paritaria trucha”.

El acuerdo firmado por el Ejecutivo con STM y UPCN plantea un aumento del 8% a los trabajadores, correspondiente al año 2018, para finalizar dicho período con un incremento total del 32%. Para este año se estableció en tanto un incremento del 22% en tramos: 4% para el mes de abril, 9% para julio y el 9% restante a partir de octubre.

“Es un 30% mentiroso porque en realidad lo que sumaron es un 8% del año pasado para decir que había terminado en 32%, más el 22% que hablaron para este año. Eso es una falsedad, porque la gente va a creer que cobra un 30% de aumento. Puede significar que en algunos casos van a ver que los sueldos crecieron un poquito, pero eso sólo va a ser en el primer mes, porque después son cuotas”, explicó Hernández.

“Otra vez se discuten los salarios en cuotas. Tienen la forma del cuadro tarifario que te lo hacen pagar en cuotas, ellos hacen lo mismo. Lo hacen a nivel nacional, provincial y Garro lo imita también”, agregó el referente gremial.

Desde SOEMLP planteaban la recuperación del 23% del año pasado, más un 24% para este año con la opción de cláusula gatillo ante la escalada inflacionaria. “No nos convocaron porque íbamos a llevar una propuesta superadora. Es más alta de lo que da Provincia, pero el gobierno municipal lo puede pagar, pero prefiere que se fugue por otro lado o con alguna dádiva con los gremios que hay”, denunció Hernández.

Sin ser convocados a mesas paritarias oficiales, los municipales se quedaron sin la posibilidad de plantear mejoras laborales que van más allá de lo salarial: la incorporación al básico de los regímenes de horarios, la bonificación por producción, más insumos para el trabajo y mejores condiciones edilicias.

“Todo esto es una continuación de la precarización laboral que hoy existe. Si no nos podemos sentar en la mesa, no podemos discutir eso; solamente se discuten acuerdos salariales y el resto no”, sostuvieron desde SOEMLP.

En este marco, el sindicato local de FESIMUBO está planteando medidas judiciales para presentar contra el Municipio por el incumplimiento de la mesa paritaria y al Ministerio de Trabajo, al tiempo que evalúa medidas de fuerza.