Con el plus de una intensa lluvia, no pudo evitarse que el centro de la ciudad de Buenos Aires se vea colmado de miles de trabajadores y militantes de movimientos sociales y gremiales, que marcharon detrás de la CGT y las dos CTA para rechazar el modelo económico del gobierno de Mauricio Macri. La movilización selló la unidad de múltiples colores sindicales y políticos que se convocaron en rechazo de las políticas de ajuste impulsadas por Cambiemos.

Bajo la consigna “Unidad, producción y trabajo argentino”, las decenas de columnas se dirigieron de Once al Obelisco y presentaron el documento donde se expresó “la realidad de la industria, de las pequeñas y medianas empresas, de la producción y del empleo en todo el país” en rechazo a “las estrategias y políticas económicas oficiales”. Allí confluyeron los estatales de ATE y los docentes de SUTEBA, también en pie de lucha con paros.

“El movimiento obrero volvió a la calle generando la esperanza de otro modelo económico”, fueron palabras lanzadas por el referente de la CGT y gremialista de Sanidad, Héctor Daer. Cabe destacar que la jornada estuvo atravesada por los reclamos de un paro general a la CGT, que deslizó que “la posibilidad siempre está”. Entre las principales presiones, se destacó la voz de Pablo Moyano, a la cabeza del Frente Gremial para el Modelo Nacional.

Asimismo, fue anunciada la convocatoria a un encuentro de las regionales de la CGT y de los gremios confederados para el próximo 11 de abril en la sede porteña de SMATA, a fin de tratar las medidas de fuerza de alcance nacional. “Vamos a plantear un consenso con todos los sectores, y si tiene que ser un paro o una movilización, tendrá que tener la misma efectividad que tiene esta marcha”, sostuvo Daer.

DAER: “Vamos a plantear un consenso con todos los sectores, y si tiene que ser un paro o una movilización, tendrá que tener la misma efectividad que tiene esta marcha”.

Por su parte, el legislador y líder de la CTA, Hugo Yasky, remarcó la necesidad de un paro general y agregó: “Estamos convencidos de que el movimiento obrero necesita expresar esa bronca que existe”.

En la movilización se ubicaron empresarios pyme y los canillitas de Omar Plaini, en conjunto con los Camioneros de Pablo Moyano, en una de las demostraciones callejeras más contundentes de los últimos tiempos en rechazo del gobierno. En tanto, las organizaciones sociales decidieron encabezar un acampe en los alrededores del Ministerio de Desarrollo Social, no sin un robusto cordón policial que incluso llegó a provocar tensión entre los manifestantes.

Contra el ajuste de Macri, Vidal y Garro

Mientras tanto, previamente a la marcha de CABA, sindicatos, movimientos populares y múltiples agrupaciones políticas se movilizaron en La Plata. Los sectores nucleados en el frente nacional Multisectorial 21F coparon las calles céntricas de la capital provincial para dirigirse a la Gobernación y protestar contra las políticas de ajuste del macrismo tanto a nivel nacional, como provincial y municipal.

Gremios como Camioneros, los gráficos bonaerenses y los docentes de UDOCBA confluyeron en las primeras horas de la mañana en Plaza Moreno, donde organizaciones sociales como la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) se encontraban en plena protesta frente a las puertas de la Municipalidad, donde formalizaron el pedido a Julio Garro de dar respuesta a la seria crisis laboral y económica que atraviesan los sectores populares.

En tanto, las columnas de sindicatos y movimientos sociales partieron junto a Astilleros, quienes se encontraron con los estatales de ATE en el Ministerio de Trabajo, donde hicieron una breve pausa. Allí los trabajadores del ARS demandaron que “se cumpla el pedido legislativo de interpelación al ministro de la Producción, Javier Tizado, la ejecución de los 100 millones de pesos aprobada por el parlamento provincial en la ley de presupuesto 2019, y concentrar todos los reclamos en un solo pedido, que tiene que ver ni más ni menos que con concretar la reactivación productiva del mayor astillero del país”.