La causa por espionaje ilegal que investiga el juez de Dolores Alejo Ramos Padilla continúa revelando detalles escalofriantes sobre la red que integraba el falso abogado Marcelo D’Alessio y que involucra al fiscal Carlos Stornelli.

El lunes se conocieron algunos datos sobre la declaración del exagente de la AFI Rolando “Rolo” Barreiro que golpean de lleno a la política nacional: de acuerdo con su testimonio, el juez Ramos Padilla investigará ahora el posible direccionamiento de la declaración como arrepentido de Leonardo Fariña que habría sido motorizado por el Ministerio de Seguridad y del que también tendría conocimiento el ministro de Justicia, Germán Garavano. Según trascendió, el exespía busca ser aceptado por el fiscal Juan Pablo Curi como arrepentido.

El diario Página/12 reveló además que Barreiro declaró que la red de espionaje realizó tareas de inteligencia sobre los jueces de la Corte Suprema de Justicia Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz.

El magistrado de Dolores emitió este lunes una serie de resoluciones en las que rechaza los planteos inhibitorios por competencia territorial que habían sido presentados por la defensa de Stornelli, por el juez de Comodoro Py Julián Ercolini y por el propio fiscal Curi.

Entre los argumentos de Ramos Padilla para rechazar los planteos, están las disposiciones de la Corte Suprema con respecto a casos que exceden a una sola jurisdicción, cuando los delitos que se investigan se cometieron en varios puntos del país e incluso en el extranjero.

“Debemos recordar, entonces, que nuestra Corte Suprema, para casos de estas características, ha incorporado parámetros de determinación de competencia que exceden la cuestión territorial y que incluyen en el análisis aspectos vinculados con la eficacia de la investigación y la economía procesal”, dijo el juez en su resolución.

“No cabe duda que esta causa se encuentra más avanzada que cualquiera de las otras que pueden aparecer como conexas y es aquí donde se ha planteado una investigación eficaz en la que ya se han producido una enorme cantidad de pruebas, allanamientos, secuestros, detenciones, declaraciones, informes, etc. Pero también es el ámbito al que han acudido las víctimas para acceder a la justicia”, añadió.

“Entre los esfuerzos desplegados por el fiscal para fundar esta posición, echó mano a distintas razones; entre ellas, que los domicilios de algunos imputados se ubicaban en la Ciudad de Buenos Aires; que algunas de las conversaciones mantenidas por D’Alessio habían sido con otros presuntos involucrados con residencia en esa Ciudad; que una de las personas que podía presumirse que integraba la asociación ilícita investigada (Liñani) había dicho en una conversación telefónica ‘yo vivo en madero…’”, dijo en uno de los párrafos más contundentes del documento.

Por otro lado, destacó que “de las quince partes que se hallan involucradas en esta incidencia, únicamente han reclamado la incompetencia territorial a favor de los Tribunales Federales de Comodoro Py el fiscal Curi y la defensa de Stornelli”, a los que se sumó el defensor del falso abogado.

También es contundente la respuesta al pedido para que se declare incompetente realizado por Ercolini por la conexidad entre la causa que se tramita en Dolores y la de Comodoro Py, que es la denuncia que hizo Stornelli contra D’Alessio una semana después de que estalle el escándalo.

“Sencillo es concluir que no se da un caso de conexión real entre ambos expedientes; y aunque se desconoce qué avances se produjeron en tal investigación en estos últimos días, si se estimara que pudiera haber alguna razón de conexidad, desde el aspecto subjetivo ya se ha señalado la paradoja de acumular dos expedientes en los que una misma persona ejerce roles contradictorios: no se puede ser imputado y denunciante o querellante al mismo tiempo”, sostuvo Ramos Padilla, y agregó que, por otro lado, “los hechos denunciados por Etchebest constituyen sólo uno de los tantos planes delictivos llevados a cabo en el marco de la organización delictiva investigada”.

“Es decir, aquí se investigan hechos objetivamente distintos y más graves”, concluyó.

Reto a Bonadio y el pedido de las causas que involucran al fiscal Bidone

En otras resoluciones que se conocieron el lunes, el juez libró un oficio al juez Bonadio en el que le informa la posibilidad de consultar, si así lo requiere, el expediente que tramita. Según Ramos Padilla, se enteró por los medios de comunicación el interés del juez de Comodoro Py por conocer la versión taquigráfica de la reunión informativa en la Comisión Bicameral de Inteligencia del Congreso, de carácter reservado. Violar ese secreto podría constituir un delito, por eso le ofrece el expediente completo.

Cabe recordar que, semanas atrás, una maniobra de la diputada Elisa Carrió le permitió a Bonadio quedarse con dos de las causas vinculadas a D’Alessio y Stornelli que hay en Comodoro Py. Luego de que la líder de la coalición cívica denunciara al falso abogado por enriquecimiento ilícito, Julián Ercolini decidió mandarle la causa que inició Stornelli también contra D’Alessio. De ahí el interés de Bonadio.

“Atento a su interés en conocer lo que expuse en la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia del Congreso Nacional, en orden a una causa que está bajo mi dirección y que no está bajo secreto de sumario, pongo a su disposición las actuaciones de referencia para que pueda consultarlas, si así lo estima necesario y evacuar de este modo cualquier duda en relación con su trámite y su objeto, para de este modo no forzar la confidencialidad y reserva de aquella reunión”, le dijo Padilla.

También libró dos oficios para que el juez Luis Rodríguez de Comodoro Py y al Juzgado de Garantías N° 3 de San Martín para que se inhiban de continuar con las investigaciones que involucran al suspendido fiscal de Mercedes, Juan Ignacio Bidone, que confesó haber colaborado con Marcelo D’Alessio en sus actividades de inteligencia.