Por Pablo Pellegrino

En enero de 2019 se volvió a reducir la cantidad de empleados registrados en Argentina por octavo mes consecutivo, y en un año se destruyeron 262.400 puestos de trabajo “en blanco”. La cifra se desprende del último Reporte Laboral que elabora la Secretaría de Trabajo y Empleo con los datos del Sistema Integrado de Previsión Argentino que se conoce en la misma semana en que el INDEC informó que en un año hay 3 millones de personas más bajo la línea de pobreza.

Con respecto a diciembre, en enero hubo 13.000 empleos menos y el sector privado acumuló contra el año anterior 175.000 trabajadores menos.

Leer también: Aumentó la pobreza y en La Plata afecta a más de 270 mil personas

El sector fabril es la principal actividad afectada por la crisis y por la política de altas tasas. Acumula desde mediados del año pasado profundas caídas de manera consecutiva y es el que más bajas tuvo en el año, con -5,2%, seguido por Comercio y reparaciones (-3,6%), Transporte, almacenaje y comunicaciones (-3,1%) y Construcción (-3%).

“Dentro del sector privado, en enero de 2019 se redujeron tanto los asalariados registrados (-142.200), como los trabajadores independientes en su conjunto (-46.000 trabajadores) con respecto a enero 2018”, destaca el Reporte Laboral. El único ítem que tuvo un incremento fue el de trabajadores de casas particulares, con 13.200 trabajadores más.

“Dentro del sector privado, en enero de 2019 se redujeron tanto los asalariados registrados (-142.200), como los trabajadores independientes en su conjunto (-46.000 trabajadores) con respecto a enero 2018”

“El salario promedio se incrementó 36,6% frente a enero 2018 a $39.328, mientras que el salario mediano lo hizo en 39% a $30.386”, indica el informe. Ambos componentes se ubican por más de diez puntos debajo de la variación de precios registrada en el mismo período, que se ubicó en torno al 49% de enero a enero.

La encuesta de indicadores laborales que realiza la Secretaría arrojó que el 85% de los empresarios no anticipa cambios en sus plantillas laborales para los siguientes tres meses, mientras que el 8% espera disminuirlas y el 6,9% aumentarlas.

La capital bonaerense en caída

En el apartado por aglomerados urbanos, el Gran La Plata se ubica quinto en la variación interanual, con una reducción en la cantidad de trabajadores registrados de 2,1%, mientras que comparte el tercer peor desempeño junto con Mar del Plata en la variación de diciembre a enero con -0,6%. Gran Resistencia (-4,0%), Gran Paraná (-2,9%), Gran Córdoba (-2,7%) y Gran Jujuy (-2,2%) fueron los peores desempeños del año antes que La Plata.

Las cifras de la caída del empleo no dan tregua a la capital bonaerense: el jueves el INDEC develó que 270.933 (30,9%) personas se hallan bajo la línea de la pobreza y 67.576 (7,7%) bajo el umbral de la indigencia. El año anterior la medición había indicado 200 mil pobres y 21 mil indigentes.

“La semana pasada (el intendente Julio) Garro mintió que en La Plata el desempleo había descendido respecto al año pasado, pero hoy se conoce que este gobierno generó 70 mil nuevos pobres en tan sólo un año”, dijo al respecto la dirigente platense Florencia Saintout durante el plenario del Ateneo Néstor Kirchner de La Plata, en el barrio de Villa Elisa.