El gobierno provincial convocó este lunes a los gremios docentes a una nueva reunión paritaria para el próximo miércoles a las 9 hs. La convocatoria es la primera después del paro que postergó el inicio de clases y fue realizada por la gobernadora María Eugenia Vidal al límite: los gremios habían consensuado el viernes un paro de 48 horas. Con el llamado, la protesta quedó en suspenso.

Los gremios que integran el Frente de Unidad Gremial Docente Bonaerense (FUDB) tenían previsto anunciar este lunes la fecha de la nueva medida de fuerza, pero el cese de actividades estaba atado al llamamiento del gobierno. Finalmente, Provincia los convocó para el miércoles.

El encuentro se realizará en el Ministerio de Economía, donde, según anunciaron en la convocatoria, realizarán una propuesta salarial. El conflicto con el gobierno es porque los maestros se niegan a resignar el 15,6% que los sueldos perdieron en 2018 por la inflación: en diciembre, Vidal decretó un aumento del 32%, pero el aumento de precios anual alcanzó el 47,5%.

La paritaria será la tercera del año. La primera fue el 13 de febrero y el gobierno ofreció realizar una actualización por la inflación del INDEC mensualmente entre enero y marzo y luego trimestralmente. El 27 de febrero ofreció un 5% en diciembre como toda compensación, que se cobraría recién en enero de 2020. Y estableció el salario mínimo en 18.450 pesos, que hoy se ubica en poco más de 16 mil pesos. Para los maestros ambas propuestas fueron insuficientes.

«En esta convocatoria se debe dar respuesta urgente al pedido docente de recuperar lo que perdimos en 2018. La situación se ha vuelto insostenible», dijo Mirta Petrocini, presidenta de FEB.

Desde el paro de 72 horas realizado por los docentes en el inicio de clases (6, 7 y 8 de marzo), que trasladó el comienzo del ciclo lectivo, Vidal no había vuelto a llamar a los maestros. Sólo lo hizo ante la inminencia de un nuevo paro.

Petrocini reclamó que el gobierno debe tomar nota del momento que atraviesa el sector, al que tildó de «grave». «El día miércoles habrán pasado dos semanas con los chicos en las aulas. El gobierno no debe dilatar más el tiempo», redondeó.