Vecinos de Tolosa se manifestaron contra el paso bajo nivel en 1 y 32

Señalan que la obra que impulsa Nación tiene efectos negativos para la circulación de autos y transeúntes, para los árboles de la zona y para los comercios de calle 2.

239

Vecinos, comerciantes, organizaciones ambientales e instituciones de Tolosa se manifestaron ayer por la tarde contra la obra de paso bajo nivel que lleva adelante el Ministerio de Transporte de la Nación. Piden que, en su lugar, se construya el soterramiento para el tren Roca en la intersección de 1 y 32.

Las obras avanzan y los vecinos buscan activar todo tipo de mecanismos para que se detengan. A nivel político, afirman que una obra de esa envergadura debería tener tratamiento en el Concejo Deliberante.

Señalan también que la medida implica la destrucción de ochenta árboles de la ancha rambla de la 32, que se convertirá de calle 1 a calle 4 en el paso bajo nivel, sin que los autos puedan cruzarla. Esto obstruye la calle 2, vía clave para el ingreso a la ciudad y donde se ubica el centro comercial de Tolosa, fundamentalmente beneficiado para el consumo por el paso de los vehículos, que quedará aislado y perderá conexión con el resto de la zona.

Asimismo, remarcan que en lo legal la iniciativa atenta contra la Ordenanza 7.811 que prohíbe “todo el desarrollo del área central de la Avenida de Circunvalación de la ciudad, la implementación de cualquier elemento, construcción y/o tipo de equipamiento que por sus características desvirtúe o afecte el destino de espacio libre y verde de uso público de la misma.

Sostienen que la construcción del soterramiento “une e integra a los barrios a ambos lados de las vías”, ensanchando la avenida 1, elimina los cruces peatonales a nivel del tren e incorpora semáforos y sendas peatonales” para mayor seguridad, indicaron en un comunicado.

La actividad de ayer consistió en un abrazo simbólico a los árboles de la rambla y la distribución de volantes para concientizar a los demás platenses. Los vecinos han hecho presentaciones en la Justicia para detener la obra, pero advierten que “se mantienen cajoneadas”.

“El bajo nivel nos saca cuatro hectáreas de verde, saca ochenta árboles y no despeja el peligro de la vía”, dijo a Contexto Carlos Di Gillio, ingeniero y vecino del lugar.

Para los vecinos de Tolosa, la obra que impulsa la cartera de Transporte con el apoyo de la gestión local de Julio Garro va a provocar mayores concentraciones de tránsito y situaciones peligrosas para los vecinos. “El peatón pasaría por debajo de las vías, pero van a pasar por arriba para evitar esos trescientos metros para pasar de un lado a otro. Van a cruzar por 1 y 33 o por 1 y 530. Están confundidos, no conocen la situación del lugar para hacer una obra así”, afirmó Di Gillio.

Los autos que vengan del lado de Tolosa por la calle 2 y quieran ingresar al casco urbano, deberán dar la vuelta por calle 4, donde se pondría un nuevo semáforo para evitar los choques con los autos que provengan del bajo nivel. “Dicen que va a aminorar los accidentes y va a servir para aligerar el paso de los vehículos, pero así habría que parar en 4, 6 o 7, donde el tránsito crecerá en intensidad”, dijo el vecino.

En los próximos días, todavía sin fecha, los vecinos tendrán una reunión especial en el marco de la Comisión de Planeamiento del Concejo Deliberante de La Plata para tratar el tema, luego de que el intendente Julio Garro no haya dado muestras de atender su reclamo.

La semana pasada asistieron a una reunión de la Comisión de Planeamiento donde tuvieron fuertes cruces con el titular de esa comisión, el oficialista Javier Mor Roig. En esa reunión tuvieron el apoyo de los concejales Florencia Rollié (Cambiemos), Norberto Chuco Gómez (Unidad Ciudadana) y Fabián Lugli (PJ).