Por Rocío Cereijo

Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, H.I.J.O.S., Familiares de detenidos y desaparecidos por Razones Políticas, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, la Coordinadora por la defensa de los derechos humanos, el Foro por la democracia y la libertad de lxs presxs políticxs y la Mesa por los derechos humanos de La Plata, llevaron adelante una jornada en Plaza San Martín a 43 años del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.

En primer lugar, participaron de la radio abierta referentes locales de derechos humanos, políticos, sindicales y estudiantiles, que hablaron de los retrocesos llevados adelante por el gobierno de Cambiemos en materia de políticas por la memoria, la verdad y la justicia. Asimismo, repudiaron casos de violencia institucional y las similitudes que los casos actuales de represión guardan con los crímenes de lesa humanidad cometidos en el marco del genocidio.

En relación con estos puntos, Matías Moreno, de H.I.J.O.S. La Plata, repudió las declaraciones de María Eugenia Vidal, quien dijo en la apertura de sesiones legislativas de este año que forma parte del gobierno “que más ha invertido en espacios de la memoria”. Para desmentirlas, puso como ejemplo la falta de financiamiento para mantener sitios que han sido señalizados a partir de la Ley Nacional N° 26.691 como excentros clandestinos de detención (CCD), la Brigada de Cuatrerismo de Las Flores, “Monte Pelloni” de Olavarría y “La Escuelita” de Bahía Blanca; entre otros.

La Brigada de Cuatrerismo de Las Flores era una dependencia de la Policía bonaerense a cargo del Primer Cuerpo del Ejército donde funcionó un CCD entre 1976 y 1978. El sitio ubicado en el centro de la ciudad formó parte del circuito represivo del área 123 y 124, donde las y los militantes políticos eran torturados y luego trasladados a otras áreas represivas. Fue señalizado el 28 de agosto de 2014.

El ex CCD conocido como “Monte Pelloni” se encuentra en el kilómetro 282 de la Ruta Nacional 226 y funcionó como lugar de detención clandestina y tortura entre septiembre de 1977 y mediados de 1978. Los crímenes de lesa humanidad cometidos allí forman parte de tres causas. El predio de 323 hectáreas se encuentra en cercanías de la ciudad de Olavarría y fue señalizado en 2008.

“La Escuelita” fue una edificación en las inmediaciones del Comando Quinto Cuerpo del Ejército de Bahía Blanca que funcionó como el CCD más grande de la ciudad entre 1976 y 1979, año en el que fue demolido. Nacieron en cautiverio dos bebés que aún desconocen su verdadera identidad, hijos de Graciela Izurieta y Graciela Alicia Romero de Metz. El predio fue señalizado en agosto de 2012, pero aún forma parte del Ejército.

Moreno también recordó el incendio en la comisaría de Esteban Echeverría a la que calificó como “la masacre más grande en el período democrático”. En noviembre de 2018, diez personas murieron asfixiadas y quemadas en una dependencia policial que estaba clausurada por orden judicial para alojar personas. Otro de los puntos abordados por el militante de H.I.J.O.S. fue el retroceso en materia de políticas públicas de género y diversidad sexual.

Su compañera de H.I.J.O.S., Lucía García Itzigsohn, destacó la importancia de recordar a las mujeres militantes y habló de su intención de hacerlo, también, mediante la utilización de su apellido materno. En este sentido, dijo en relación con los militantes detenidos desaparecidos en dictadura que “traerlos de vuelta con naturalidad fue un trabajo enorme que realizaron las Madres y las Abuelas. De algún modo fue como parirlos de nuevo. Pudimos reconstruir nuestra identidad y combatir la teoría de los dos demonios”. Además, sostuvo que “la política siempre es una herramienta de transformación” y que “cuando se los estigmatiza y se los corre de la cancha, lo hacen pretendiendo que no se transforme la realidad”.

Otro de los oradores fue Rubén López, hijo de Julio López, quien se encuentra desaparecido desde el 18 de septiembre de 2006, tras declarar en el juicio contra el genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz. “Vengo a ponerme la camiseta de mi viejo; vengo a representar su nombre. Desde hace doce años y medio mi viejo no está. Estoy agradecido a mis compañeros, pero sobre todo vamos a seguir en la lucha porque vienen avasallando todos los derechos que hemos conquistado”. Finalmente, advirtió que los organismos de derechos humanos van “a seguir en la calle, representando a mi viejo. Le vamos a transmitir a los chicos más jóvenes todo lo que pasó porque es nuestra responsabilidad”.

En segundo lugar, se llevó adelante una movilización alrededor del monumento central de Plaza San Martín del que participó la Madre de Plaza de Mayo Herenia Sánchez Viamonte, acompañada de la diputada provincial Florencia Saintout, los concejales de Unidad Ciudadana Gastón y Ana Castagneto, Victoria Tolosa Paz, Norberto Gómez y Cristian Vander, y organizaciones de La Plata. Al cierre de la actividad se recordó la lucha inclaudicable de las Madres de Plaza de Mayo recientemente fallecidas, Nora Centeno, Beba Dillon y Ramona Icardi.