La comunidad educativa de la Escuela de Estética Nº 2 de La Plata debió trasladar sus actividades del ciclo lectivo desde su edificio de calle 7 e/ 59 y Plaza Rocha al del Instituto de Formación Docente y Técnica Nº 12 de calle 7 y 76, ante la inhabilitación del gobierno bonaerense. La decisión partió tras la revisión del inmueble y la detección de una posible caída del cielorraso producto de filtraciones que los directivos denunciaron de forma reiterada. Durante las jornadas de limpieza y adaptación del nuevo espacio, los docentes notaron la presencia de excremento de roedores y debieron aplazar el inicio de las clases.

La delegada del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) y docente del lugar, Gabriela Díaz, dijo respecto del traslado: “Fue una relocalización que se hizo con mucha velocidad y pocos recursos el miércoles pasado. El jueves, cuando nos íbamos a poner a ordenar el mobiliario que habíamos traído, notamos mucho excremento de ratas”.

La notificación a las autoridades de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense fue inmediata, y el viernes, tras la desratización, dijeron que podrían realizar el reacomodamiento el lunes 18, día en el que estaba estipulado el comienzo de clases.

“Toda esta contingencia hace que día a día tengamos que ir postergando. Además, el lunes nos notificaron que hasta el 30 de marzo vamos a poder usar sólo la mitad de las aulas que nos habían asignado”

“Toda esta contingencia hace que día a día tengamos que ir postergando. Además, el lunes nos notificaron que hasta el 30 de marzo vamos a poder usar sólo la mitad de las aulas que nos habían asignado”, expresó Díaz. También sostuvo que sufren “la presión de las autoridades por iniciar al costo que sea, sin poner recursos”, y recordó que desde “hace años estamos denunciando de manera constante que hay problemas en la sede histórica. Esa no atención de las demandas sostenida en el tiempo deriva en esta situación. Los que estamos pagando el costo de lo que no se hizo somos quienes integramos la comunidad educativa”.

En relación con este punto, Díaz mencionó que en el transcurso del verano, con el dinero del equipo de trabajo y el de la cooperadora de la institución, realizaron jornadas de pintura y limpieza en la sede de Plaza Rocha. “Estamos denunciando que lo único que recibimos son presiones. Les pedimos que haya un mayor grado de sensibilidad a las actividades que vamos planteando porque somos los primeros que queremos empezar, pero queremos ser garantes de un lugar digno para los chicos”, dijo, y concluyó: “Sabemos que si empezamos el ciclo lectivo en estas condiciones, pasado mañana estaremos en esta situación”.

La Escuela de Estética N° 2 tiene una matrícula de 750 estudiantes. Participan de los talleres principalmente niños y niñas de entre seis y once años, aunque también preadolescentes y adolescentes de entre doce y dieciocho años. Las cursadas son a contraturno de la escuela obligatoria y brindan talleres de música, teatro corporal, literatura y plástica e interdisciplinarios de artes integradas, artes urbanas, masterización, música y sonido, serigrafía y grabado, entre otros. Este miércoles se realizará una reunión junto a las familias para hablar del plan de contingencia que se llevará a cabo en los próximos días.