Un amplio arco de organizaciones sociales se congregaron en la bajada de la Autopista Buenos Aires-La Plata, en la rotonda de Diag. 74 y 120, para sumarse a la Jornada Nacional de Lucha contra el hambre y la desocupación que se hizo sentir en todo el país. La protesta tuvo su epicentro en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en CABA, conducido por Carolina Stanley, para que dé respuestas concretas a la crítica situación que atraviesan los sectores más vulnerables del país.

De la jornada participaron la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie, el Polo Obrero, el Frente de Organizaciones en Lucha, el Movimiento de Trabajadores de Desocupados (MTD) Aníbal Verón, el Frente Popular Darío Santillán, el Partido Comunista Revolucionario (PCR), el Movimiento Popular La Dignidad, entre otros.

«Luego de la jornada de lucha que hicimos la semana pasada el gobierno no ha dado ninguna respuesta. Luego de un año que se profundizó una crisis brutal, con una inflación de casi 50%; con tarifazos en los servicios públicos; con tarifazo en el transporte; la canasta de alimentos con arriba del 60% de aumentos, estamos exigiendo y reclamando una paritaria social, ya que los programas de empleo han quedado totalmente desfasados», explicó a Contexto Cristian Medina, coordinador regional de Barrios de Pie.

Desde esta organización han manifestado que el gobierno “hace oídos sordos” a los reclamos e incluso implementa medidas que perjudican aún más el panorama, como la baja de 60 mil monotributistas sociales. “Eso quiere decir que esas 60 mil familias tienen más dificultades en su vida diaria, además de haber sido víctimas de un claro robo de derechos”, agregaron.

“Este modelo nos viene expulsando cada vez más. Nuestros comedores y merenderos cada vez se llenan más”, sostuvieron desde la CTEP en la concentración en la capital bonaerense.

Según la última medición del INDEC, a nivel nacional los niveles de pobreza alcanzan un 33,6% –13,6 millones de pobres– y la desocupación, un 10%. En La Plata, la pobreza llega al 30%, mientras que la desocupación escala a un 10,3%. En este contexto, las organizaciones exigen no sólo la emergencia alimentaria y más y mejor empleo, sino también un cambio de rumbo económico.

A nivel nacional, la protesta se concentró en Puente Pueyrredón, donde las organizaciones se nuclearon con la intención de permanecer hasta las 18 hs, pero fueron escoltados por un amplio cordón policial que avanzó por la mañana con gases lacrimógenos sobre los y las manifestantes.

“Lamentablemente las demandas que estamos haciendo molestan mucho al Estado nacional, porque estamos demostrando el extremo al que nos han llevado las políticas públicas que el presidente Macri ha impuesto”, dijo desde el puente Jackie Flores, referente de la CTEP seccional Capital en diálogo con la agencia FARCO, en el momento en que avanzaba la policía. “Nos quisieron reprimir cuando estábamos en paz”, agregó.

Cerca del mediodía, sin respuestas, las organizaciones manifestaron su intención de profundizar el plan de lucha la semana próxima con un acampe sobre Avenida de Mayo o 9 de Julio, frente a Desarrollo Social. Ante esta situación, Stanley los citó para el jueves 28.

Según informaron los movimientos sociales, desde el Ministerio manifestaron que “recién la semana próxima tendrán respuesta de cuánto Hacienda va a dar para los planes sociales”. En este marco, 13:30 hs levantaron la actividad a la espera de la reunión.