El apagón ocurrió durante la madrugada de este lunes, cuando el Hospital Interzonal General de Agudos «José de San Martín» se quedó sin energía durante alrededor de treinta minutos. Si bien fue un problema general de EDELAP en la zona, la empresa y los propios trabajadores afirmaron que, aunque el centro de salud cuenta con equipos electrógenos propios y un tablero de emergencia, ninguno de esos sistemas reaccionó como debía.

En este contexto, neonatología, terapia intensiva y los servicios de guardia fueron los más afectados, donde los trabajadores debieron atender con las linternas de los celulares. “Funcionaron con baterías y generadores propios, que tienen poca capacidad. La situación no pasó a mayores porque el corte no duró mucho tiempo”, destacó Pablo Maciel, delegado de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP)

Desde CICOP apuntaron a las autoridades provinciales y reclamaron la finalización de las obras de mantenimiento y puesta en valor del sistema de emergencia.

Desde el sindicato apuntaron a las autoridades provinciales y reclamaron la finalización de las obras de mantenimiento y puesta en valor del sistema de emergencia. “La subestación del hospital y sus generadores no activaron automáticamente, no se terminó de resolver. Tuvimos un episodio más grave hace poco y aún no contamos con una subestación de emergencia que funcione automáticamente”, recordó Maciel.

Ante esta situación, desde CICOP realizaron un pedido de informe y exigieron una reunión con las autoridades para tener más detalles sobre esta problemática que afecta al San Martín. “El Ministerio de Salud tiene la responsabilidad de terminar de solucionar este tema en el sistema de emergencia del hospital”, consideró Maciel.

Hoy los hospitales de la provincia se encuentran en una crítica situación por los problemas de infraestructura, con los profesionales y de insumos. En este marco, los apagones del San Martín no son el único problema. Cabe recordar que el Hospital de Niños Sor María Ludovica funcionó durante el verano sin aire acondicionado, que el Hospital de Melchor Romero se quedó sin luz la semana pasada y las cirugías debieron ser realizadas con la iluminación de las linternas de celulares, y que el Hospital Rossi suspendió los turnos ante la falta de elementos para suturas.

Maciel: “Lo que pasa en el San Martín y en el resto de los hospitales tiene que ver con la decisión del gobierno provincial de ajustar. Este 2019, la salud pública va a funcionar con el menor presupuesto de la historia».

“Lo que pasa en el San Martín y en el resto de los hospitales tiene que ver con la decisión del gobierno provincial de ajustar el presupuesto en Salud Pública. Este 2019, la salud pública va a funcionar con el menor presupuesto de la historia. Esto repercute tanto en los problemas de infraestructura como en recursos humanos”, sostuvo Maciel, quien destacó que en el Policlínico platense están buscando profesionales para cubrir las guardias, sin embargo, por los bajos salarios y las pésimas condiciones de trabajo, no consiguen médicos.