La Plata: los jardines que Cambiemos nunca construyó

En Abasto permanece baldío el terreno donde Cambiemos había prometido construir un jardín. Lo mismo ocurre en Hernández, San Carlos y Olmos. Los resultados son falta de vacantes, jardines desbordados y alumnos que empiezan la escuela sin haber ido al jardín.

638

En la localidad de Abasto hay apenas un jardín de infantes para toda la población que allí reside, el Jardín N° 930. Sindicatos, padres y madres organizados mantienen desde 2015 el reclamo por la construcción de nuevos establecimientos que puedan incluir a los 4.000 niños y niñas que están excluidos del sistema educativo formal, según datos de los gremios, y que ingresan a la escuela sin haber pasado por el jardín con las dificultades pedagógicas que eso implica.

Desde la Junta Vecinal de Abasto, que nuclea a las familias, sostienen que ni la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar (DPI) ni el municipio de Julio Garro a través del Fondo Educativo han puesto manos a la obra.

El pedido se remonta a 2016, durante la gestión de Alejandro Finocchiaro al frente de la Dirección General de Cultura y Educación que ahora ocupa Gabriel Sánchez Zinny. Desde la Junta Vecinal de Abasto, que nuclea a las familias, sostienen que ni la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar (DPI) ni el municipio de Julio Garro a través del Fondo Educativo han puesto manos a la obra.

En concreto, son cuatro los terrenos que permanecen baldíos en Abasto (520 y 226) y en localidades aledañas: Hernández, San Carlos y Olmos. «Sánchez Zinny firmó un Acta Acuerdo en la que se comprometió a construir cuatro jardines en los terrenos. El día miércoles fuimos con los demás gremios y corroboramos que no hay ninguna construcción de los cuatro edificios que prometió el director de Escuelas», dijo a Contexto Fabiana Berardi, secretaria general de UDOCBA La Plata. «En la ciudad es realmente grave la cantidad de chicos que no pueden acceder al nivel inicial», añadió.

Mientras tanto, padres y madres se ven obligados a enviar a sus hijos e hijas a jardines alejados de sus casas. Lo mismo que ocurre en Abasto se repite en Hernández, San Carlos y Olmos, cuyas comunidades educativas esperan la finalización o directamente el comienzo de las obras.

«Nadie nos puede dar una explicación sobre por qué la empresa está inhabilitada para hacer la obra si le habían asignado la licitación»

Andrea Príncipi, integrante de la Junta Vecinal de Abasto, detalló las irregularidades en la postergación para el inicio de las obras. «Nadie nos puede dar una explicación sobre por qué la empresa está inhabilitada para hacer la obra si le habían asignado la licitación. Dicen que no reúne los requisitos, pero no entendemos cómo entonces se le adjudicaron las obras», afirmó. Y continuó: «Los fondos no están. Hicimos una denuncia en la Defensoría del Pueblo, pero nadie se hace cargo».

La gestión de Garro no sólo no da respuestas, sino que además el jefe comunal expresó el día que iniciaron las clases que La Plata «es la ciudad donde más se invirtió en infraestructura escolar de toda la provincia de Buenos Aires”. Y detalló que hizo «131 establecimientos educativos de la ciudad, con una inversión que superó los 185 millones de pesos, provenientes del Fondo Educativo».

Rápidamente, desde el Bloque Sindical de Educación La Plata cuestionaron las declaraciones del intendente. El secretario general del SUTEBA local, Patricio Villegas, dijo que las obras apenas llegan a cien durante todo su gobierno, según el seguimiento que hacen los sindicatos.

Desde la oposición en el Concejo Deliberante también le contestaron. En la última sesión, el presidente del bloque de concejales de Unidad Ciudadana, Gastón Castagneto, pidió que se declare la emergencia educativa en la región «para garantizar que haya clases».

En el plano nacional, el no inicio de obras en Abasto se enmarca en la promesa incumplida de campaña de Mauricio Macri en 2015, cuando dijo que construiría 3.000 jardines.

En provincia, los gremios más cerca del paro

En conferencia de prensa, SUTEBA denunció ayer la «preocupante situación» que viven las escuelas bonaerenses a partir del «abandono» y la «desidia» del gobierno de Vidal.

Fue tras el hecho del jueves que tuvo lugar en la Escuela Nº 25 «Sargento Cabral» de Del Viso, Pilar, donde el derrumbe de mampostería hirió en la cabeza a dos alumnos.

«Esta situación no da para más, no sabemos qué tiene que esperar la gobernadora para reaccionar. El eslogan del gobierno de «cada día cuenta» no representa la necesidad de los chicos en las escuelas, significa que vayan cada día, no importa cómo, y en condiciones riesgosas para sus vidas y la de los docentes», expresó en el marco de la campaña que hicieron los gremios a lo largo de la semana para pedir «escuelas seguras».

El lunes se van a reunir los dirigentes gremiales del Frente de Unidad Docente (SUTEBA, AMET, SADOP, FEB y UDOCBA), donde podría confirmarse un nuevo paro ante la falta de llamado a paritaria por parte del gobierno de Vidal.

«Si no nos convocan, vamos a realizar medidas de fuerza porque no tenemos respuestas, el Gobierno no puede hacernos responsables de un conflicto que se genera por su desidia, abandono y su incapacidad de resolver», remató Baradel.