Fotos: Eva Cabrera

“Basta de tarifazos” fue el mensaje que unificó a sindicatos, trabajadores del ámbito público y privado, jubilados, asociaciones de consumidores y de pymes, comerciantes, estudiantes, movimientos sociales, pequeños productores y asociaciones vecinales. Todos sectores afectados por los aumentos en los servicios que se movilizaron con antorchas por las calles de La Plata, desde Plaza Moreno hasta la Casa de Gobierno bonaerense.

La nutrida columna expresó su rechazo a las “decisiones políticas premeditadas” que implementan en materia tarifaria los gobiernos del presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal. La variedad de actores implicados dio cuenta de la magnitud del daño social que generan los incrementos de las boletas de los servicios más esenciales en los bolsillos de los trabajadores y en las entidades del entramado industrial y comercial.

En el plano nacional, la convocatoria la hizo la multisectorial 21F (que reúne a gremios y movimientos sociales). Por el centro platense, encabezaron la marcha banderas de las dos CTA, seguidas por Camioneros, el Partido Justicialista La Plata, Patria Grande, el Frente Gremial Regional, ATE, las organizaciones sociales CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa.

Al frente, con una bandera con el mensaje “Todxs contra el tarifazo”, estuvieron los dirigentes gremiales Roberto Baradel (SUTEBA), Miguel Díaz (UDOCBA), el camionero Miguel Forte, Octavio Miloni (AdULP); más atrás los concejales Gastón Castagneto, Victoria Tolosa Paz y Norberto Gómez, el diputado Guillermo Escudero, el exjuez Luis Arias, los estudiantes de la FULP, y Henry Stegmayer, de Consumidores Responsables, entre otros.

“Estos tres años de aplicación acumulativa de tarifazos han convertido los servicios en impagables e inaccesibles, mientras que el Estado nacional ha mutado de subsidiar a los usuarios a financiar las ganancias extraordinarias del sector, que además están directamente vinculadas al gobierno nacional”, leyeron los participantes, parados sobre un escenario y de espaldas a la Casa de Gobierno, de frente a la multitud que se apostó sobre la plaza.

El comunicado que leyeron hizo hincapié en cómo los tarifazos han contribuido, junto al proceso inflacionario y de devaluación, a la reducción del poder adquisitivo de trabajadores y jubilados. Afirmaron que mientras en 2015 una familia tipo utilizaba menos del 10% de sus ingresos para cubrir el combo completo de los servicios esenciales (luz, agua y gas), hoy esos porcentajes superan el 25%. “Nuestros salarios son arrebatados por las empresas que distribuyen la energía”, remarcaron.

Mencionaron los “ingredientes” que conllevan al achicamiento del mercado interno por la pérdida de los salarios, que se mantienen, en la grandísima mayoría de los sectores, ampliamente por debajo de la inflación, en el orden del 15%. Ayer, el INDEC informó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de febrero fue del 3,8%, por sobre las estimaciones privadas.

“La reducción salarial del poder adquisitivo de trabajadores y jubilados, la apertura de importaciones, el aumento de la desocupación y los crecientes despidos, el aumento de la pobreza y el hambre, la devaluación, la caída de venta en los comercios y la reducción de los presupuestos educativos y para la ciencia, la suba de las tasas de interés y el incremento de la deuda externa”, fue la lista de temas que enumeraron los manifestantes.

De la marcha también participaron el Sindicato Gráfico Platense, el Sindicato de Canillitas, la Coordinadora de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón y el Frente Político y Social Padre Cajade.