El drama del agua en el barrio platense de Villa Castells vuelve a sumar un nuevo capítulo. Tras nuevos problemas con el servicio, la comunidad reflotó una denuncia penal que impulsó el juez Dante Rusconi contra ABSA en 2016 por incumplir la orden de reducir sus tarifas a la mitad hasta tanto no brinde agua apta para consumo humano.

Es que el Juzgado de Defensa del Consumidor había exhortado en su momento a que la empresa cobrara la mitad de la tarifa hasta tanto no cumpliera con el servicio de agua óptima para consumo. Al no acatar la orden, Rusconi impulsó la acción judicial contra la empresa de agua que ahora se encuentra en el centro de las críticas por parte de la comunidad de Villa Castells y Gonnet.

En ese entonces, el magistrado había ordenado el análisis del agua y determinó que era no potable en el área afectada de Gonnet y Villa Castells. Luego dictó tres resoluciones y una medida cautelar en las que ordenaba a ABSA y la Municipalidad a garantizar el derecho a la información de los vecinos sobre el problema que atraviesan y que la empresa abastezca con bidones de agua potable a los vecinos.

“Cada denuncia de vecinos por un incumplimiento fue enviada a la UFI 15, que es la que está a cargo. Es inexplicable que haya pasado tanto tiempo. La denuncia está hecha. La empresa intentó poner una cautelar que luego fue rechazada”, dijo el juez Rusconi consultado por Contexto.

Rusconi: “Cada denuncia de vecinos por un incumplimiento fue enviada a la UFI 15, que es la que está a cargo. Es inexplicable que haya pasado tanto tiempo”.

La reacción de la empresa ha sido contradictoria, ya que, al mismo tiempo que desconoce la orden de la Justicia de no cobrar la totalidad de la tarifa por no proveer agua consumible, sí la reconoce al repartir cada semana bidones con agua gratuitos para los vecinos.

“A los usuarios de Gonnet y Villa Castells (ABSA) debe cobrarnos sólo la mitad del servicio. Como la empresa desconoce el fallo del Juzgado de Defensa del Consumidor de La Plata, se la demandó penalmente. Quienes quieran llamar a Fiscalía para preguntar por el avance de la causa, bienvenidos”, fue un mensaje que comenzó a circular entre los grupos de vecinos de la zona.

Por nuevos problemas con el servicio del agua, sumados a una nueva avería en el mentado acueducto de 489, los vecinos volvieron a apuntar contra ABSA e incluso anunciaron que cortarían el Camino Centenario.

Desde que Rusconi determinó que el agua no es potable, los vecinos han llevado a cabo distintas acciones. Enviaron notas a la gobernadora María Eugenia Vidal, al presidente de la Cámara de Diputados, a los seis diputados que representan a La Plata, al intendente Julio Garro, al presidente del Concejo Deliberante de La Plata y a sus concejales.

En la actualidad, la denuncia se encuentra en trámite en la Unidad Fiscal Nº 15, a cargo de la fiscal Cecilia Corfield. Mientras tanto, la empresa sigue cobrando la totalidad de la factura, incluyendo el aumento del 38% impulsado por el gobierno.

Más problemas con el Acueducto

La bronca de los vecinos crece acorde con el mal funcionamiento del Acueducto que, anunciado para principios de este año, no pudo ser inaugurado debido a las constantes roturas que ha sufrido en los últimos dos meses. En esta ocasión, volvió a pincharse en 489 y 25, lo que provocó cortes de agua y baja presión en distintas zonas de la localidad.

Por estos problemas, los vecinos de Gonnet y Villa Castells analizan la posibilidad de cortar el Camino Centenario para hacer visible, una vez más, la seria problemática con el agua.