Organizaciones sociales comenzaron un acampe y cortaron la calle frente al hipermercado Carrefour de La Plata para pedir bolsones de comidas. La medida se replicó en todo el país, y busca evidenciar la crítica situación que atraviesan estos sectores, que exigen que se generen más puestos laborales.

“Frente al aumento de la pobreza, la desocupación, el desplome de nuestros salarios y una inflación descomunal, acampamos en las puertas de los grandes supermercados”, sostuvieron en un comunicado el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), MTD Aníbal Verón, MRP, Frente Arde Rojo, MTR por la Democracia Directa, Cooperativa de Producción Agroecológica-COPA.

“Lejos de la prometida pobreza cero anunciada por Macri, en los barrios populares se acrecienta la marginación y la miseria, con salarios que se encuentran por debajo de la línea de indigencia, tarifazos y despidos que condenan a millones de trabajadores y trabajadoras a la lucha cotidiana por llevar un plato de comida a la mesa”, agregaron.

En La Plata la pobreza golpea fuerte: alcanza el 30%, mientras que la desocupación llega al 10,3%. Es en este marco que los movimientos sociales apuntan a las políticas económicas del gobierno nacional, al tiempo que exigen que genere puestos de trabajo genuino.

Nocelli: “Estamos en una situación como lo fue el 2000-2001: los comedores están incrementando la cantidad de gente, al igual que los movimientos sociales, lo que significa que no hay trabajo ni comida”.

“Estamos en una situación como lo fue el 2000-2001: los comedores están incrementando la cantidad de gente al igual que los movimientos sociales, lo que significa que no hay trabajo ni comida”, sostuvo Juan Pablo Nocelli, del Movimiento de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón.

Las organizaciones aclaran que los acampes no son puntualmente contra los hipermercados –aunque consideran que tienen una importante responsabilidad en el aumento de los precios de los alimentos–, sino que apuntan al gobierno nacional. “Si el gobierno dice que creó 700 mil puestos de trabajo, nosotros queremos parte de esos puestos”, sostuvo Nocelli. Además, destacó que “antes peleábamos por un aumento de salario y hoy lo hacemos por trabajo”.