El movimiento feminista, desde 2015 a esta parte, con el primer #NiUnaMenos se constituyó como un actor político clave del último tiempo en Argentina. Antipatricarcal y antineoliberal, el movimiento de mujeres en un año electoral denunciará en un nuevo paro las consecuencias del modelo económico aplicado por el gobierno nacional y sus aliados provinciales y municipales.

En La Plata, bajo la consigna “Ante el ajuste macrista, avanzada feminista”, mujeres, lesbianas, trans y travestis, desde las 16 hs, se concentrarán en Plaza Moreno con diferentes intervenciones frente a la Municipalidad de La Plata y posteriormente se movilizarán hasta Gobernación, donde se hará la habitual lectura del documento que tendrá fuertes criticas a la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal, así como del intendente Julio Garro.

En La Plata, bajo la consigna “ante el ajuste macrista, avanzada feminista”, mujeres, lesbianas, trans y travestis, desde las 16 hs, se concentrarán en Plaza Moreno.

La Plata no escapa a las lógicas de ajuste que plantea el gobierno de Cambiemos, que en su afán de achicar el Estado también recortó la Dirección de Políticas de Género (DPG), según denunciaron en su oportunidad las trabajadoras en diálogo con este medio, quienes hoy formarán parte de la movilización. “Queremos visibilizar las tareas que realizamos en el cotidiano. Estamos trabajando la implementación de políticas públicas en la Municipalidad de La Plata, queremos visibilizar la escasez de recursos que tenemos para trabajar”, explicó a Contexto Érica Piccione, delegada de ATE en la Dirección.

Este organismo asesora a mujeres víctimas de violencia de género, evalúa sus situaciones y apuesta a su fortalecimiento, pero no tienen recursos para acompañarlas. “Lo que nos pasa como trabajadoras es que no tenemos insumos económicos ni materiales que solventen la salida de la situación de violencia”, destacó Piccone. “No estamos aisladas de un contexto político y social de ajuste”, agregó.

Cabe destacar que la falta de recursos en la DPG podría tener un alivio si se aplicara la Emergencia en Violencia de Género declarada en el Concejo Deliberante que fue impulsada por concejalas. Pero Garro hizo caso omiso. Si bien se destinaron fondos que alcanzaban alrededor de un millón y medio de pesos, el gobierno municipal sólo ejecutó un 0,007%.

En este marco, la falta de políticas efectivas para erradicar la violencia de género tiene sus consecuencias en la vida concreta de las mujeres, contabilizando en La Plata al menos dos femicidios en lo que va del año tras los asesinatos de Giselle Solís Calle y Juana Britez.

No faltarán en la movilización los pañuelos verdes ni el pedido de aparición con vida de Johana Ramallo, al tiempo que se exigirá justicia por Emilia Uscamayta Curí, Emma Córdoba y Sandra Ayala Gamboa, ya banderas feministas.

El ajuste en la realidad de las platenses

Las políticas económicas de Cambiemos colocaron a La Plata en los podios de las ciudades con mayor cantidad de desempleados, con una tasa de desocupación del 10,3% y una de las regiones donde mayor porcentaje de mujeres padecen la falta de empleo: mientras que la media de desocupación de los hombres es de 8,6% según los últimos datos del INDEC, en las mujeres este número escala 12,4%, al tiempo que son las mujeres jóvenes –menores de veintinueve años– las que más sufren la desocupación, con un índice del 29,6%.

A pesar de ser uno de los municipios de la provincia de Buenos Aires con mayores fondos, no hay políticas concretas para la generación de empleo digno en el Gran La Plata. Diferentes ediles han intentado avanzar con normativas al respecto, pero no son tratadas en el recinto.

En este complejo contexto, el paro se hará sentir en La Plata con vistas a las próximas elecciones. “Vivas, libres y gobernando nos queremos”, será uno de los principales gritos de la Asamblea.