Los carnavales de la ciudad de La Plata fueron noticia y, por desgracia, no sólo por los festejos. Es que el evento principal organizado por la gestión de Julio Garro en la República de los Niños fue el escenario donde hizo su debut la flamante Guardia Urbana aprobada por la Comuna, ni más ni menos que con una golpiza a un joven y su familia.

El hecho sucedió cuando el estudiante de Bellas Artes Daniel Changazzo Monsalvo, junto a su pareja Estefanía Aleman y su sobrina, fue abordado por personas que se identificaron como parte de la fuerza de asistencia a la policía, mientras buscaban sus pertenencias entre la gente que se amontonó sobre ellos para el show de Los Charros.

Los efectivos le ordenaron que se deshiciera de dos latas de cerveza que sostenía Daniel. Los tres explicaron que sólo buscaban un morral de Estefanía donde tenían documentos y dinero. “Nosotros preocupados por la cartera, mi celular, mis documentos, les dijimos que no nos importaba la cerveza, que estábamos buscando mi cartera, no nos escuchaban y nos prepoteaban, yo tiré las dos latas delante de ellos y les volví a repetir que no me importaba la lata, estaba buscando mi cartera”, expresó Estefanía a través de un descargo en las redes sociales.

Fue en ese momento cuando el grupo de Guardia Urbana los abordó a ambos con violencia, tomó a Daniel del cuello y a su pareja del pelo y los trasladaron a un sector periférico del predio, donde más personas se sumaron a golpearlos. Las trompadas desfiguraron el rostro de Daniel que, sin respuestas del SAME, debió ir a la guardia a que le diesen puntos.

“Nos llevaron detrás de un castillo oscuro y nos pegaron. A mi compañero le dejaron la cara destrozada, la misma Guardia de Prevención le robó su guitarra y yo tuve ‘la suerte’ de que sólo me ahorcaron y me tiraron el pelo. Hasta las 6 de la mañana pasamos en la guardia por los golpes que le dieron a Dani”, explicó Aleman.

Aleman: “Nos llevaron detrás de un castillo oscuro y nos pegaron. A mi compañero le dejaron la cara destrozada, la misma Guardia de Prevención le robó su guitarra y yo tuve ‘la suerte’ de que sólo me ahorcaron y me tiraron el pelo”.

Cabe recordar que la Guardia Urbana de Prevención (GUP) fue aprobada en octubre del año pasado con el objetivo de monitorear la vía pública y advertir situaciones de riesgo, como “elemento disuasorio y sirviendo de refuerzo a las fuerzas policiales”.

Más tarde se presentó la policía, que no solo dejó ir sin problemas a la Guardia Urbana que había actuado con violencia, sino que tampoco ayudó a la pareja de jóvenes a hacer la denuncia. La situación de Daniel y Estefanía no tardó en hacerse viral en las redes, donde más personas se refirieron al maltrato por parte de la seguridad en “La Repu”.