Ante el constante reclamo de la comunidad, el bloque de diputados provinciales de Unidad Ciudadana exigirá información por la preocupante falta de agua en la ciudad de La Plata. El sector conducido por la legisladora Florencia Saintout presentó un pedido de informes dirigido a la empresa ABSA, como también al gobierno provincial y municipal

La delicada situación de falta de agua en múltiples barrios de La Plata alcanzó su punto más álgido en las oleadas de calor de los últimos dos meses. Con temperaturas que promediaron los 39 grados, las fallas en el servicio convirtieron la ciudad en un verdadero calvario, combinado con la falta de agua potable para consumo que desde hace tres años padece la zona de Villa Castells.

“Estamos en pleno verano y los vecinos no tienen agua, pero ABSA ya anunció que aumentará su tarifa un 38%, es escandaloso que se acepte semejante incremento y no se exija un servicio digno”, manifestó Saintout al presentar el pedido en la Legislatura durante la última semana.

Desde el sector destacaron “el carácter de urgente” que significa conocer “el plan de inversiones y protocolo de emergencia de ABSA” frente a la apremiante situación del agua en La Plata. Altos de San Lorenzo, Villa Elvira, el barrio Santa Ana de Romero, Los Hornos, Tolosa y Ringuelet fueron algunas de las zonas platenses en donde se intensificaron los reclamos.

En tanto, en el documento presentado por Saintout se solicita que la empresa estatal otorgue información sobre: “el detalle del plan de obras y los montos invertidos por la empresa durante los años 2017 y 2018; que informe si existe plan de emergencia o contingencia; que indique si se realizan pruebas de laboratorio para evaluar la calidad y potabilidad del agua; que indique de qué manera la empresa garantiza la provisión de agua potable a los usuarios y usuarias que residen en las zonas de agua no potable”.

En esta línea, la diputada agregó: “El intendente Julio Garro también debe dar las explicaciones pertinentes, no es posible que en el municipio que gestiona haya tantos problemas y ninguna solución por parte del Estado”.

Sin dudas, uno de los puntos de la ciudad más conflictivos respecto de las fallas en el servicio de agua es la zona de Villa Castells, en el límite con Gonnet, donde las napas están contaminadas desde hace tres años. Un acueducto anunciado por el intendente Julio Garro y ABSA hace dos años debía poner fin al problema, pero la obra tiene fallas y se ha averiado varias veces desde que inició el año.

“En Villa Castells la situación sigue en el mismo estado. El acueducto sigue rompiéndose en distintos puntos, hace cuatro semanas que el agua sale turbia, supuestamente porque están probando cañerías. Según ABSA, ‘estaban probando y drenando tuberías’, pero si es así hicieron algo que llenó de tierra los canales”, dijo a Contexto Claudia, vecina del barrio platense donde los problemas con el agua son constantes.