Con la consigna “Yo también me defendería como Higui”, con una jornada cultural que se encontrará con el acampe feminista de las organizaciones populares, el movimiento de mujeres, lesbianas, trans y travestis exigirá el sobreseimiento de Analía Eva de Jesús.

La fecha elegida no es casual. El 7 de marzo de 2010 es el Día de Visibilidad Lésbica, en conmemoración al femicidio de Natalia “Pepa” Gaitán, asesinada por el padrastro de su novia en la provincia de Córdoba cuando tenía veintisiete años, siendo uno de los crímenes de odio más icónicos de los últimos años. En ese sentido, Higui es una sobreviviente.

Los hechos se dieron en octubre de 2016. Cuando salía de la casa de un familiar, en el barrio Mariló de Bella Vista, se cruzó con Cristian Rubén Espósito, un vecino de ese barrio que junto con sus amigos ya la habían amenazado en constantes ocasiones (incluso llegaron a quemarle su casa, con el perro dentro, lo que hizo que decidiera mudarse), por lo que andaba armada con un cuchillo de cocina.

“Te voy a hacer sentir mujer, lesbiana”, le dijo Espósito, al tiempo que la tiró al piso y comenzó a golpearla. Higui no supo cuántos eran, sólo que eran muchos por la cantidad de patadas que estaba recibiendo. Cuando empezaron a rasgarle la ropa, le dio un puntazo a Espósito, que estaba encima de ella. Analía Eva estuvo inconsciente unas horas; cuando despertó, estaba en una comisaría. Posteriormente fue trasladada a la cárcel de Magdalena, donde pasó nueve meses hasta que recuperó su libertad en junio de 2017.

Ahora deberá afrontar un juicio oral por homicidio simple, previsto para principios de julio, en el Tribunal Nº 7 de San Martín, mientras que durante este mes se avanzará con la pericia psiquiátrica a cargo del perito Enrique Stola. En este marco, desde La Gremial, colectivo de abogados y abogadas que la acompañan, buscarán demostrar que no hay delito, pues la ley habilita a la defensa.

“Para constituir el delito es necesario que Higui lo haya cometido, y que no esté autorizada para eso. Pero la ley autoriza que ante un ataque vos te podés defender. Esto es lo que nunca tuvo en cuenta el fiscal”, explicó a Contexto Gabriela Conder, abogada de Higui, quien destacó que el fiscal la siguió acusando más allá de los visibles golpes que presentaba, al igual que las rasgaduras de su ropas.

“Vamos a demostrar que Higui se defendió, por lo tanto no hay delito. Si hubiese sido cualquier otra persona, no una lesbiana del Conurbano, se hubiese tomado enseguida esta cuestión”, destacó Conder.

“Higui es una lesbiana del Conurbano ​que​ está criminalizada por eso. ​Su mayor crimen fue tener la voluntad y la fuerza para defender su vida frente a un grupo de machos asesinos. Su delito imperdonable es haber valorado más su vida que la de un violador. Higui es una luchadora y una sobreviviente de la violencia machista sistemática”, coincidieron desde la Campaña por la Absolución de Higui.Otra de las estrategias es la visibilización, por eso la jornada del día de mañana en Plaza del Congreso será de vital importancia para avanzar por la absolución de Higui. “Acá no es una chica que se defiende; se defiende una lesbiana de una violación correctiva. Ahí hay una conducta de odio hacia las lesbianas y sus elecciones. Esto es importante visibilizar en el caso de Higui”, consideró Conder.

En este marco, desde la Campaña llamaron a redoblar la apuesta y los apoyos para conseguir la absolución. La jornada comenzará a las 17 hs con la presencia de Karen Pastrana, Sol Feiticera Dub, Choa (de chicha y choa), Lola Bhajan, Murgueras feministas, Purrrpurina, DJ Sista v, entre otres.