Mientras el intendente Julio Garro, en la apertura de las sesiones ordinarias, lanzaba su reelección poniendo el foco en la obra pública, en Melchor Romero vecinos y vecinas de barrio El Futuro cortaron la avenida 32 y 155 por el pésimo estado de las calles, que ahora los deja sin transporte a días del comienzo de clases, tras la noticia de que la Línea Oeste no va a ingresar más al lugar.

“Necesitamos el arreglo de las calles. Estamos llenos de baches. La 32 y 155 hasta 520, el Hospital de Romero, no se puede andar”, explicó a Contexto Ruth Ugarte, vecina del lugar.

Para El Futuro, la avenida 32 es el principal acceso al barrio, y hoy se encuentra destruida, generando graves dificultades para los automovilistas, así como para los colectivos, que ahora decidieron dejar de circular, una medida que obliga a los vecinos a hacer alrededor de quince cuadras para llegar a la próxima parada.

“Se terminó la avivada criolla del ‘pavimento para hoy, barro para mañana’. Ahora las obras son de calidad”, dijo ayer el intendente en el Concejo Deliberante, al tiempo que aseguró que se mejoraron los accesos a hospitales, escuelas, y se agilizó el servicio público. Sin embargo, esta “revolución de la obra pública” no ha llegado más allá del casco urbano.

“Las obras de las que habla el intendente no llegaron al barrio. Ninguna ayuda nos llegó a nosotros. siempre son promesas y promesas”

“Las obras de las que habla el intendente no llegaron al barrio. Ninguna ayuda nos llegó a nosotros. Siempre son promesas y promesas y nunca llega nada”, dijo Ugarte.

El barrio El Futuro pertenece a la delegación de Melchor Romero, una de las zonas más postergadas de La Plata, por lo que son constantes los reclamos al delegado Fabián Perunetti para que se realicen arreglos en las calles, que muchas veces los dejan prácticamente aislados, impidiendo el tránsito no sólo de colectivos, sino también de patrulleros y ambulancias. Sin embargo, fiel aprendiz de Garro no brinda soluciones.

“Hicimos todos los reclamos a la delegación, también a la municipalidad, y lo único que nos dan son promesas”, sostuvo Ugarte. “El delegado dice que es Garro el que no da respuestas. Que él no tiene máquinas ni con quién ayudarlos. Nos dice que se tiene que hacer cargo la municipalidad y que tenemos que hablar con Garro”, agregó.

La zona oeste de La Plata fue la más afectada por el último temporal, y los vecinos de Melchor Romero se vieron con grandes complicaciones ante la destrucción de casas. “Nadie vino a trabajar. Con la tormenta que hubo se quemaron casas con los rayos, se inundaron otras, pero nunca nadie vino a preguntar cómo estamos. Este barrio está totalmente olvidado”, relató la vecina.

Tras cortar la avenida 32, Perunetti se acercó al lugar y les prometió una reunión para el miércoles a las 9 de la mañana porque “se iba a comunicar con Garro” antes. “Si no hay respuesta, vamos a volver a 520 y 155, y 44 y 155 también”, advirtieron los vecinos.