Por Rocío Cereijo

La Comisaría Quinta de La Plata, ubicada a diez cuadras de la plaza principal de la ciudad (Diag. 74 e/ 23 y 24 ), funcionó como centro clandestino de detención (CCD) durante la última dictadura cívico-militar. Esta dependencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires formó parte del “Circuito Camps”, conformado por, al menos, veintinueve sitios de reclusión ilegal que operaron bajo el mando de quien era jefe de esta fuerza, Ramón Camps.

El juicio a cargo del Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata, que juzgó algunos de los crímenes de lesa humanidad cometidos allí, culminó en diciembre de 2012. En aquella oportunidad fueron condenados veintitrés genocidas y el presidente del tribunal, Carlos Rozanski, solicitó que se desafectaran los edificios policiales de la Comisaría Quinta y el destacamento de Arana para que fueran convertidos en sitios de memoria.

En este ex CCD estuvieron detenidas-desaparecidas doscientas personas, entre las cuales hubo niños, niñas, adolescentes y trece mujeres embarazadas; dos de ellas dieron a luz en el lugar. Hasta el año pasado la comisaría continuó con las funciones policiales, tras haber sido señalizada y reconocida, parcialmente, como un espacio para la memoria a partir de 2013.

Estela de Carlotto y Leonardo Fossatti
Estela de Carlotto y Leonardo Fossatti en la maqueta que representa la comisaría y el sector donde funcionó el centro clandestino de detención.

La asociación Abuelas de Plaza de Mayo estará a cargo de la organización del espacio, que tendrá como objetivo contar lo que ocurrió en ese lugar. En el Mes de la Memoria comenzarán las actividades con la proyección de la película sobre la vida de Jorge Julio López Todxs somos López. Donde empieza la vida y termina la muerte, obras a cargo de Teatro por la Identidad (TxI) y conciertos de Música por la Identidad (MxI). Se espera que este esquema se replique mes a mes.

Según expresó Leonardo Fossati –nieto recuperado en 2005 que nació en este sitio–, desde noviembre el equipo del Espacio Comisaría Quinta comenzó a recolectar testimonios de sobrevivientes del ex CCD. Estos relatos, que formarán parte del archivo del lugar, son utilizados como fuente principal para las recorridas que se harán.

Las recorridas serán por donde funcionó la maternidad clandestina –una habitación que había funcionado como cocina en los fondos hasta la implementación del plan sistemático de desaparición, tortura y exterminio– y por fuera de los calabozos donde eran encerradas las mujeres, las celdas de varones y el baño que compartían todos.

Espacio para la Memoria comisaría 5ta
Espacio para la Memoria en el ex-centro clandestino de detención Comisaría Quinta (Foto: Prensa FPyCS)

Además de la madre de Fossati, Inés Beatriz Ortega, la militante Elena De La Cuadra dio a luz a Ana Libertad Baratti de la Cuadra en este CCD, quien recuperó su identidad en 2014. También hubo otros niños secuestrados allí, como Eugenia y Felipe Gatica Caracoche y Sabino Abdala. Mónica Santucho, quien tenía catorce años al momento de su secuestro, recibió allí torturas de diversa índole y su cuerpo fue recuperado por el Equipo Argentino de Antropología Forense en 2009.

A partir de mitad de año se espera que las oficinas de Abuelas de Plaza de Mayo funcionen en la primera planta de la comisaría, que Provincia se comprometió a restaurar. El organismo también firmó un convenio con la Universidad Nacional de La Plata para llevar adelante actividades de extensión, investigación y educación a través del dictado de seminarios, cursos de formación y capacitaciones dirigidas a docentes, no docentes y estudiantes.