Por Rocío Cereijo

Ante la presencia de concejales, miembros del gabinete local y legisladores provinciales, el intendente de La Plata, Julio Garro, dio inicio a las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante de 2019. La media hora del discurso estuvo acompañada por una batucada desafinada en los tambores, pero afinada en los momentos pautados en el escrito que leyó el jefe comunal para los aplausos. Las gradas fueron exclusivas para militantes del PRO y de la Unión Cívica Radical, que agitaron banderas donde los nombres de la gobernadora María Eugenia Vidal y del presidente Mauricio Macri estuvieron ausentes.

“Entendimos que el futuro está en nuestras manos, y que es posible terminar con un relato de fantasía que nos llenó de frustraciones”, comenzó Garro en referencia a la gestión anterior, y continuó: “Seguimos yendo hacia adelante dejando al pasado cada vez más lejos”. En relación con este punto, destacó que durante los últimos tres años lograron multiplicar las obras públicas y las privadas y la presencia del Estado, y comparó el estado de La Plata al momento de su asunción con Chicago en 1920.

Garro hizo referencia a las obras hidráulicas que afirma haber concluido y dijo acerca de las consecuencias que trajo la tormenta del viernes pasado: “Sería irresponsable decir que nunca más nos vamos a inundar en un contexto de cambio climático, cuando cada vez llueve más en menos tiempo”. Además, apuntó nuevamente contra EDELAP y señaló que le exigió a la empresa prestadora de energía eléctrica “un plan de obras sólido para enfrentar todos juntos esta nueva realidad climática que nos obliga a estar más preparados que nunca”.

El jefe comunal habló de la aplicación del Fondo Educativo, con el cual dijo haber realizado “167 obras en jardines y colegios públicos de la ciudad, que le están mejorando el día a día a más de 40 mil chicos”.

Sin embargo, evitó mencionar la falta de vacantes en instituciones educativas públicas platenses, dijo que La Plata es “la ciudad que más recursos invirtió en escuelas de toda la provincia de Buenos Aires» y resaltó la “eficiencia” del Servicio Alimentario Escolar, a pesar de las críticas de los gremios docentes sobre este punto. “La buena comida es fundamental para que los chicos puedan desarrollarse saludables y en igualdad de condiciones”, profundizó al respecto.

En el marco de la falta de acuerdo entre los gremios docentes y el gobierno provincial tras las reuniones paritarias que se han realizado hasta el momento, dijo que los adultos deben dar el ejemplo a los más chicos poniéndose de acuerdo para garantizar los 180 días de clases. “Sigamos discutiendo qué educación pública queremos, pero hagámoslo con los chicos en el aula”, opinó acompañado de carteles que colocaron los concejales oficialistas en sus bancas con el mismo tono.

“Generamos trabajo, promovemos el orgullo de quienes reciben un salario a cambio de su esfuerzo, y combatimos el clientelismo en el sistema de planes sociales”, destacó el intendente platense, y concluyó: “Con aciertos y con errores, el 2019 nos encuentra fuertes, porque los cimientos que plantamos son indestructibles, porque estamos dejando al pasado cada vez más lejos y porque marcamos un antes y un después en la manera de conducir una gestión”. Finalmente, alentó a sus seguidores de cara a su postulación para ser reelecto en las próximas elecciones: “¡Sigamos adelante! ¡A paso de vencedores!”.