Frentistas de Tolosa realizaron una presentación judicial en el Juzgado Federal N° 2 de La Plata en rechazo al comienzo inminente de la obra en avenida 1 y bulevar 32 que sepultará un deseo histórico de los habitantes de esta zona: el soterramiento del tren.

El paso a nivel de 1 y 32 es una iniciativa del Ministerio de Transporte de la Nación, comandado por Guillermo Dietrich, como parte de las obras de electrificación de la Línea Roca, y tendrá como objetivo eliminar las barreras que hoy regulan el paso de los automóviles, permitiendo una mayor frecuencia ferroviaria en el tramo Constitución-La Plata, al tiempo que se plantea una mayor fluidez en el ingreso de autos a la ciudad.

Sin embargo, la inminente obra tiene sus rechazos entre los vecinos, quienes advierten un importante impacto ambiental para la zona, así como graves pérdidas para los comerciantes ante el cierre de calle 2, la calle comercial de Tolosa. Con estos argumentos, el año pasado presentaron un amparo y una medida cautelar para que se suspenda, que se tramita en el Juzgado N° 2, lo que fue rechazado en primera instancia y confirmado por la Cámara. Ante esto, los frentistas volvieron a presentarse, respondiendo a los argumentos esgrimidos por la cartera de Transporte y exigiendo que se detenga la iniciativa.

“La obra que se está llevando a cabo hoy en día no cumple con determinadas condiciones exigidas por la legislación vigente, como por ejemplo el impacto ambiental y la audiencia pública. Lo hemos planteado ante el juez y ahora estamos siguiendo este procedimiento”, explicó a Contexto Andrés Chiramberro, abogado y vecino del lugar.

“La obra que se está llevando a cabo hoy en día no cumple con determinadas condiciones exigidas por la legislación vigente, como por ejemplo el impacto ambiental y la audiencia pública»

“Pediremos que el juicio se abra a prueba para que tanto los vecinos como el Ministerio de Transporte aporten las pruebas necesarias para que el juez resuelva”, detalló.

Los vecinos entienden que la obra impulsada por el Ministerio no sólo tendrá un impacto ambiental sobre la zona, con la quita de alrededor de trescientos árboles de la rambla de 32 así como de las plazas de 1 y 38, sino que además perjudicará notablemente a los comerciantes tras el cierre de su centro comercial.

Con un gran afluente vehicular camino a La Plata, calle 2, de 528 a 32, con la plaza central y con más de noventa comercios y servicios, es hoy una de las arterias principales de la zona este de Tolosa, y será la calle más afectada por esta obra. Según advierten los vecinos, el cierre de la calle y de los cruces pondrá en riesgo no sólo a los comerciantes y sus empleados, sino que también complicará las tareas cotidianas de los tolosanos a la hora de realizar sus compras.

“Todo el tránsito se va a correr hacia calle 4. Lo cual los aísla en una forma terrible. Ese es el problema fundamental en cuanto al comercio. Pero hay otro problema más grave: la comisaría queda del otro lado de la vía, por lo tanto, con la obra, las vueltas que va a tener que dar la policía con el paso a nivel es tremenda”, detalló Chiramberro.

En este marco, los vecinos exigen que se dé marcha atrás con la decisión y se escuche el anhelo histórico de los tolosanos y de miles de platenses de Zona Norte: el soterramiento del tren desde la estación de Tolosa hasta La Plata. De esta forma, no sólo se eliminarían las barreras, con las consecuentes mejoras del tránsito y del transporte ferroviario, sino que se apostaría a la integración urbana, como pretenden los frentistas, avalados con proyectos realizados por especialistas.

Más allá de la presentación en la Justicia, los vecinos vienen reclamando en la Municipalidad de La Plata. Sin embargo, no hay respuestas del Ejecutivo de Julio Garro, que apoya la iniciativa de Transporte.

Cabe destacar que para desarrollar tamaña obra se debe pasar primero por el Concejo Deliberante. Sin embargo, nunca llegó al recinto local para su tratamiento, a pesar de que la Ley Orgánica de las Municipalidades lo demande. “No pueden autorizar esto. Es facultad del Concejo Deliberante y por ahí todavía no pasó, y los tipos siguen avanzando”, sostuvo un vecino del lugar.

Mientras la presentación avanza en instancias judiciales, los frentistas de Tolosa continuarán sus reclamos en las calles. El jueves 7 llevarán adelante un “simulacro urbano”, donde demostrarán cómo quedará la zona cuando se inicie la obra.