En el Salón Blanco de la Municipalidad de La Plata, el intendente Julio Garro brindó una conferencia de prensa sobre la actualidad educativa y apuntó contra los gremios docentes en vísperas de la segunda reunión paritaria bonaerense. “Quiero hacer un llamado a la comunidad educativa para que funcionarios, padres y gremios hagamos un esfuerzo y podamos llevar la discusión adelante con los chicos en el aula, aprendiendo, sin que pierdan ninguno de los 180 días de clases que debemos tener», manifestó el jefe comunal.

Al ser consultado por las “aulas containers”, expresó: “Las comparto si vienen a paliar una situación. Si tienen que ir por tres meses a estas aulas esperando la obra nueva, bienvenido sea, porque lo importante es que comiencen a estudiar».

En relación al temporal que azotó la capital de la provincia de Buenos Aires y afectó, al menos, a veintinueve escuelas, desde el Municipio sostuvieron que la mayoría fue dañada por filtraciones y que el caso más grave fue la voladura de techo en el Centro de Educación Agraria 28.

Sobre la falta de cupos en jardines maternales y de infantes, el subsecretario de Vinculación y Gestión Municipal, Martiniano Ferrer Picado, dijo que “siempre está proyectada” la ampliación, pero que durante “el primer semestre estamos priorizando los temas urgentes”.

En relación con los cortes de luz que afectaron a miles de platenses tras la tormenta del viernes pasado, Garro dijo: “Con EDELAP hemos hablado permanentemente […] sabemos que el viento fue el golpe más importante, más que el agua. Concluimos en que mañana nos van a presentar un plan de obras, sobre todo para las zonas más afectadas, para comenzar luego de los carnavales”.

Además, sobre el incumplimiento de las ordenanzas 9.307 y 9.880, que proponen un acuerdo entre el Ejecutivo y la prestadora del servicio de energía eléctrica para realizar un cableado subterráneo en el casco urbano, el intendente manifestó: “Hoy no podemos exigirle a EDELAP soterrar todos los cables del municipio. Creo que no alcanzaría ni el dinero que tiene EDELAP ni el que tiene el municipio para llevarlo adelante”.

Además, agregó que “a partir de ahora vamos a empezar a plantear que todo lo nuevo que hagamos lo hagamos por abajo y no por arriba; y que todo lo que está por arriba que sea de madera sea reemplazado por hormigón”.

Finalmente, al ser consultado por los daños que sufrió el sector florifrutihortícola, manifestó que les están “dando una mano en todo lo que podamos, desde la provincia y desde el municipio, comprendiendo y entendiendo lo que sucedió, pero no pudiéndolo evitar. Hubo viento con ráfagas de hasta 140 km/h”. Acerca de la posible quita de tasas municipales a los perjudicados, dijo que “la idea es sentarnos con ellos en esta semana. Estamos abiertos al diálogo para darles una mano, para componerles algún impuesto. Quiero dejar en claro esto: el golpe del viento al corredor productivo fue en un lugar determinado […] Los productores tienen que comprender que hoy la prioridad la tienen los damnificados, no los que necesitaban nylon desde hace mucho tiempo”.