En una nueva demostración de repudio al ajuste iniciado por el gobierno en materia de Ciencia y Técnica, decenas de becarios e investigadores marcharon a la sede platense del CONICET para denunciar el desfinancimiento en investigación, reclamar reapertura de paritarias y la cobertura de cargos administrativos.

Los trabajadores del Centro Científico y Tecnológico marcharon de Plaza San Martín a la sede en sintonía con la reunión del Directorio que tuvo lugar ayer, de donde esperan que se expidan las resoluciones para discutir las demandas planteadas. A la caravana confluyeron de diversos puntos de la provincia.

Entre los puntos que se presentaron estuvieron la homologación de becarios a las paritarias de enero, el descongelamiento y cobertura de cargos administrativos y la apertura urgente del Convenio Colectivo Laboral.

“Este año se va pagar lo que estuvo presupuestado en 2017, con toda la inflación que hubo en el medio. Tenemos la planta administrativa congelada desde hace dos años, ya hemos perdido unos cuatrocientos cargos. La gente renuncia, se jubila, pero no se renuevan los cargos y eso es absorbido por el Tesoro y no vuelve. A eso se suma que nunca tuvimos paritarias, dependemos del Estado nacional”, dijo a Contexto el delegado de ATE en CONICET de La Plata, Flavio Sives.

Según informaron desde el sector, el actual presidente del Directorio del CONICET prevé su pronta jubilación, sin que se le haya girado aún partida alguna para gastos de funcionamiento. “En consecuencia, trasladando a todos sus trabajadores la carga mediante la postergación de la aplicación de la paritaria a becarios (hasta ahora sin retroactividad), dilatando el alta a cientos de CIC y CPA en condiciones de ingresar, con Unidades Ejecutoras al borde del cierre por incapacidad de pago”.

El Investigador del Instituto de Limnología y docente de la Facultad de Ciencias Naturales Javier De Souza explicó que “el reclamo tiene que ver con la reducción del presupuesto para ciencia, ya que para 2019 se destinó lo mismo que hace dos años atrás”.

Según De Souza, se redujo en un 50% el dinero destinado al funcionamiento del organismo, y eso hace que haya institutos que no puedan pagar al personal de limpieza y otros gastos de funcionamiento elementales.

Cabe destacar que el presupuesto real asignado por el Presupuesto 2019 se ha visto afectado por las constantes subejecuciones. “Se habla de 13 mil millones de pesos para el CONICET, de los cuales más del 80% es para salarios, de los cuales se termina subejecutando el 50%. Eso sucedió a fines del año pasado. Este año venimos con la misma perspectiva”.

Por lo pronto, esperarán la resolución de consejo del Directorio para continuar con el plan de lucha. Los directivos afirmaron que pagarían retroactivos a los becarios, hecho que se corroborará a principios de marzo, con una nueva asamblea de por medio.