En la Comisión Técnica Salarial que se llevó a cabo ayer por la tarde, el gobierno convocó a la segunda paritaria del año para el miércoles a las 12 hs, sólo un día hábil antes del inicio de clases. La tensión sigue latente porque Provincia no anticipó mejoras con respecto a la primera paritaria del 13 de febrero. «No queremos perder poder adquisitivo, y eso está en manos de la gobernadora Vidal”, definió la secretaria adjunta de Suteba, María Laura Torre, al salir del encuentro en el Ministerio de Economía.

En la reunión, donde estuvieron gremialistas y funcionarios de Trabajo, Educación y Economía de segunda línea, no hubo una propuesta formal, ya que la Comisión Técnica Salarial no prevé ofertas oficiales y funciona como un mecanismo para acercar posiciones.

Gustavo Salcedo (secretario gremial de Udocba): «No pueden venir funcionarios de tercer nivel del Ministerio de Economía a explicarnos los motivos por los cuales nosotros deberíamos aceptar la propuesta que realizan”.

Sin embargo, desde el Frente de Unidad Docente Bonaerense (Suteba, FEB, Udocba, Amet y Sadop) señalaron que, a pesar de que el gobierno reconoció la pérdida salarial de 2018, no hubo avances para recuperar ese 15,6%, producto de una inflación del 47,6% contra el 32% de aumento que dio Vidal por decreto.

“El gobierno explicó cuál es su propuesta y nosotros le planteamos que para poder discutir 2019 hay que resolver la paritaria 2018, donde reclamamos una recomposición del 15,6%. No pueden venir funcionarios de tercer nivel del Ministerio de Economía a explicarnos los motivos por los cuales nosotros deberíamos aceptar la propuesta que realizan”, afirmó a Contexto Gustavo Salcedo, secretario gremial de Udocba presente en la comisión técnica.

Desde ese gremio confirmaron que, de no haber acuerdo, harán un paro de 72 horas que postergará el comienzo del ciclo lectivo. El mismo camino seguirían los demás sindicatos.

La paritaria del miércoles será crucial para que las clases empiecen con normalidad. El gobierno demoró el segundo llamado luego de que los gremios reiterasen a través de reclamos distritales y en campañas en las redes sociales que lo haga en las vacaciones para tener más tiempo para resolver una negociación que se prolonga desde el año pasado.

En la última paritaria del 13 de febrero, los funcionarios ofrecieron que los aumentos de este año se ajusten de modo automático mensualmente de acuerdo con la inflación oficial del INDEC durante los primeros tres meses del año y luego las revisiones serán cada tres meses, en junio, septiembre y diciembre. Eso fue aceptado por los gremios, que piden a su vez y sobre todo una “propuesta integral” que contemple lo perdido en 2018.

En las últimas semanas, Provincia también se movilizó y emprendió una campaña de defensa de su gestión educativa para desprestigiar la lucha de los gremios y hacerlos quedar como responsables de una hipotética postergación del inicio de clases.

Charlas de Vidal ante docentes y padres partidarios de su gobierno, mesas educativas y operaciones en las redes sociales con videos hechos en escuelas donde los propios directivos denunciaron “montajes de marketing” fueron algunas de las jugadas que emprendió la gobernadora.

María Laura Torre (secretaria adjunta de Suteba): «No queremos perder poder adquisitivo, y eso está en manos de la gobernadora Vidal”.

Los gremios, en tanto, además del aspecto salarial piden “urgentes” inversiones en infraestructura y en los comedores escolares, donde el cupo es de apenas veinticuatro pesos por alumno. “Para el FUDB es fundamental que esto se resuelva. Nosotros exigimos escuelas seguras y salarios dignos», remarcó Torre.

Por su parte, Salcedo señaló que la Comisión Técnica Salarial de ayer fue simplemente “una reunión explicativa con la que el gobierno busca presentarse ante la ciudadanía con intenciones de trabajar el reclamo salarial docente, pero es una escena de marketing para poder contar un encuentro más en las reuniones que se realizan. Pero las reuniones no se resuelven en sí mismas, sino con decisión política”, concluyó.