Con importantes pérdidas en las viviendas y en la producción, los quinteros del cordón frutihortícola denuncian que una vez más se encuentran sin la ayuda necesaria del gobierno local, del provincial y del Ministerio de Agroindustria de la Nación para recuperarse del fuerte temporal que azotó a la región y que prácticamente los dejó sin nada.

Los vientos y precipitaciones del fin de semana afectaron fuertemente a La Plata, siendo el sector oeste, donde se originó el fenómeno, el más afectado. Allí los pequeños productores vieron afectadas sus viviendas y los invernáculos, con la consecuente destrucción de la producción de estos meses.

Néstor Villacorta (Frente Agrario Regional Campesino): «Pasó mucha gente mirando, funcionarios de la Municipalidad y de Agroindustria sacando fotos, pero hasta ahora no hemos tenido diálogo».

“Estamos trabajando con los compañeros que han sido afectados por el temporal. Pasó mucha gente mirando, funcionarios de la Municipalidad y de Agroindustria sacando fotos, pero hasta ahora no hemos tenido diálogo para hacer una reunión, para evaluar la situación, para saber cuál va a ser la ayuda concreta que necesita el sector», dijo a Contexto Néstor Villacorta, referente del Frente Agrario Regional Campesino (FARC).

«Necesitamos una ayuda urgente para poder por lo menos salvar un poco la producción que queda abajo de los invernáculos”, reclamó.

Al mediodía de este lunes, un importante sector se encontraba sin luz y sin agua a pesar de los constantes reclamos a EDELAP y a las autoridades correspondientes. “Todavía estamos sin luz, sin agua y sin ninguna ayuda, ni siquiera de Desarrollo Social. No se ha acercado nadie. Es tristísimo. Tenemos el cinturón verde más importante de la provincia y las autoridades están ausentes a las demandas que estamos planteando”, agregó Villacorta.

“No hemos recibido ningún tipo de ayuda. Han venido a relevar pero no hay ningún tipo de ayuda. Le pedimos al Municipio agua y chapas, que es lo que tiene que ser más inmediato porque tenemos muchas viviendas dañadas. No tenemos energía eléctrica, tomamos agua del pozo y necesitamos sí o sí energía eléctrica. Le pedimos bidones de agua y no hay nada”, detalló en tanto Silvio Pérez, de la Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO) en diálogo con Contexto.

“Es muchísimo el daño que ha causado el temporal y estamos muy lejos de ver que las autoridades provinciales, nacionales y municipales están a la altura de resolver esta situación. Es preocupante para nosotros”, consideró Villacorta.

Con movilizaciones y verdurazos, el cordón frutihortícola viene denunciando el vaciamiento de las políticas públicas destinadas al sector desde la asunción de Cambiemos, puntualmente desde la degradación de la Secretaría de Agricultura Familiar, convertida ahora en una subsecretaría nacional, disminuyendo no sólo presupuesto y programas de apoyo, sino también personal.

Paradójicamente, este achicamiento se da cuando los pequeños productores más necesitan del Estado. Los tarifazos, la escalada del dólar que golpea en los insumos, la caída del consumo, los aumentos de alquiler y combustible y las inclemencias climáticas los han puesto en jaque. Ahora advierten que esta tormenta les dio el golpe final.

Silvio Pérez (Corriente Agraria Nacional y Popular): «Le pedimos al Municipio agua y chapas, que es lo que tiene que ser más inmediato, porque tenemos MUCHAs viviendas dañadas. Le pedimos bidones de agua y no hay nada».

“Esto es un golpe letal para nosotros. La crisis nos está golpeando muy fuerte. Ya veníamos muy castigados y esto ya es lo último. La mayoría de los productores afectados no se va a poder reponer”, explicó Pérez.

En esa misma línea, desde FARC detallaron que hay productores abandonando las quintas: sin viviendas, sin asistencia y con la producción destruida no pueden continuar. En este marco, hoy a la tarde los quinteros de la región van a reunirse y evaluarán medidas de fuerza para reclamarle a Julio Garro y María Eugenia Vidal respuestas a esta crítica situación.