A pesar de los beneficios que el gobierno local otorga a la empresa prestadora de energía eléctrica en La Plata, el intendente de La Plata, Julio Garro, anunció en su cuenta de Twitter que se reunió con el gerente de EDELAP, Guillermo Coltrinari, y que le demandó mejoras tras el temporal que azotó la capital bonaerense el pasado viernes.

Dijo que “la empresa puso todos sus equipos en la calle para restablecer la energía en las zonas afectadas, pero los platenses tenemos la sensación de que eso no alcanza”, y agregó que le exigió la presentación de un “plan de obras que contemple el crecimiento de la ciudad y esta nueva realidad climática. Obras que duren para siempre”.

Desde la asunción del gobierno de Garro, EDELAP recibió la condonación de una deuda de 1.798 millones de pesos que tenía con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), quitó subsidios a usuarios y realizó aumentos tarifarios.

A pesar de estas ayudas, con la tormenta del viernes pasado se evidenciaron las falencias en la prestación del servicio que este mes aumentó sus tarifas más de un 40%, tras la autorización de la gobernadora María Eugenia Vidal y del Organismo de Control de la Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires (OCEBA) de una suba por encima de lo establecido por el gobierno nacional para febrero.

Tres días después del fenómeno meteorológico que azotó la ciudad, aún hay miles de usuarios que continúan sin luz en Romero, Arturo Seguí, Las Banderitas, el cinturón frutihortícola, El Peligro, Hernández, Olmos, Altos de San Lorenzo y Los Hornos.

Desde la empresa anunciaron que llevaron adelante el Plan Operativo de Emergencias y que priorizaron “resolver situaciones que revisten un potencial peligro para la seguridad en la vía pública y en abastecer a usuarios sensibles, como hospitales, usuarios electrodependientes y estaciones de bombeo de agua”. En esta oportunidad, los cortes también afectaron al Hospital de Niños, el de Romero y el San Martín.

Con irregularidades que han sido denunciadas por la Asociación de Consumidores Argentinos, desde 2017 el empresario del entorno de Cambiemos, Rogelio Pagano, se encuentra a cargo de las cuatro principales distribuidoras de energía eléctrica de la provincia de Buenos Aires: EDEN, EDES, EDEA y EDELAP. Junto a Nicolás Caputo, Marcelo Mindlin concentran, de forma irregular, el 51% de los usuarios del servicio público de electricidad a nivel nacional.