El nuevo temporal de lluvia, viento y granizo que azotó a La Plata la noche del viernes expuso otra vez la falta de respuesta del Municipio de Julio Garro ante este tipo de eventos y el riesgo existente a pesar de las obras realizadas. Con varias calles transformadas en ríos, sigue la incógnita sobre la estructura hidráulica de la capital bonaerense.

Las largas demoras en la restitución de la luz y el agua en amplias zonas demostraron además la falta de inversión de las prestadoras EDELAP y ABSA aún después de continuos tarifazos.

En este caso, la situación se agravó por la falta de una alerta temprana acorde a la tormenta que se produjo cerca de las 20 hs. Mientras la Comuna se jacta de tener aceitados los sistemas de aviso, esta vez no hubo advertencia.

A las 17:20, la Dirección de Hidrometeorología local tuiteó que “finalizaba el Nivel de Atención del Riesgo en Amarillo por alta temperatura”. Luego rectificaron la información dos horas más tarde, pero ya muy sobre el momento de la caída de agua y piedra.

Aunque quedará por ver por qué se perdieron 120 minutos tan valiosos, la desatención municipal siguió después, principalmente en los barrios más atacados como Barrio Norte, Tolosa, La Loma, Villa Castells, San Carlos y el corredor frutihortícola de avenida 44 y de la Ruta 36.

“Los ajustan con la economía, los reprimen y los abandonan siempre que necesitan al Estado. Así están los productores hoy. Nadie del municipio se acerca a darles una mano ni a escucharlos”, posteó la diputada provincial y dirigente platense Florencia Saintout, de Unidad Ciudadana.

La legisladora también cuestionó la respuesta de la concesionaria del servicio eléctrico. “La mayoría de los barrios de la ciudad llevan más de 16 horas sin electricidad. Tarifas cada vez más altas para enriquecer a los amigos del gobierno y vecinos/as abandonados”, señaló.

En el centro, especialmente en calle 8, el sábado a la tarde parecía un feriado. Por falta de suministro, la mayoría de los negocios no pudo abrir y aprovechar el mejor día de la semana para su actividad. Algunos ni siquiera consiguieron atender a oscuras porque no lograron abrir la persiana.

“Garro ausente mientras Edelap los estafa”, recordó en su Twitter Saintout. “A un día del temporal siguen sin luz y tienen que funcionar con grupos electrógenos”, denunció.

Otro que se pronunció al respecto fue el exjuez Luis Arias, quizá una de las palabras más autorizadas para opinar luego de haber llevado hasta las últimas consecuencias la investigación sobre las muertes por la inundación del 2 de abril de 2013.

“Nada ha cambiado en La Plata: la ciudad nuevamente inundada y con serios daños. La cuestión no se soluciona con obras (estas sólo sirven para aminorar el problema), sino con planes de alerta, mucha prevención y asistencia”, consideró.

“EDELAP debe hacerse cargo de poner generadores cada vez que haya un corte de energía. La continuidad del servicio está garantizada por Ley”, recordó.

Varias horas después, ya a la mañana, Garro y sus concejales y funcionarios salieron a recorrer las zonas afectadas, pero el acento estuvo puesto en tomarse fotos y publicarlas en las diferentes cuentas institucionales y personales. Hasta el momento, no se sabe si habrá acciones contra EDELAP y cómo serán resarcidos los usuarios afectados.