Los vecinos y vecinas de Villa Castells cargaron nuevamente contra la gestión municipal de Julio Garro. Mientras acarrean la problemática de no tener agua potable y las obras del canal que resolvería ese tema han tenido reiteradas fallas, ahora denunciaron la acumulación de un basural en la calle 8 e/ 489 y 490.

A través de un comunicado advirtieron que “se formó a causa de la falta de recolección que generaron los cuatro días en los que el Municipio interrumpió sorpresivamente el servicio en la zona”. Y cuestionaron que “en tiempos donde se ordena desratizar por los casos de hantavirus, las autoridades se dan el lujo de suspender la recolección y que se forme un basural, que va en peligroso crecimiento”.

Cuando fueron a la delegación de la localidad del norte platense a presentar el reclamo, el delegado afirmó que la demora se debió a que dos camiones de la empresa Esur, prestadora del servicio, habían volcado en los últimos días. La causa de esos accidentes fue otra demanda vecinal: el crítico estado de las calles. «Esta vez, los propios camiones del Municipio fueron víctimas de la desidia del Estado que nos hace vivir con calles destruidas, como si no cobrara impuestos», señalaron los vecinos.

“Esta semana los camiones dejaron de pasar, mientras hay riesgo de contraer hantavirus. Estamos en una zona semi rural, que justamente es una zona complicada. Parece que al gobierno municipal las personas que habitan el territorio que gobierna no le interesan, nos toma el pelo”, dijo a Contexto el ingeniero y vecino de la zona Gerardo Sager.

El propio Municipio había advertido por los riesgos de campos con altos pastizales y basura, donde se hacinan los roedores que portan la enfermedad que provocó casos fatales en la ciudad.

El malestar de los vecinos se intensifica ante la falta de agua potable que dictaminó un fallo en 2016 del Juzgado de Faltas N° 2 a cargo del juez Dante Rusconi. El nuevo acueducto iba a ser inaugurado el 12 de enero según había anunciado la provincia, pero pasada esa fecha se rompió cinco veces en un mes y medio y en las casas el agua sigue saliendo con alto contenido de sales. Así y todo, el gobierno provincial, principal accionista de la empresa ABSA que presta el servicio, autorizó un tarifazo del 38% que regirá desde marzo y que se acumula a las subas del gas, la electricidad y el transporte.

La semana pasada, Villa Castells también fue noticia por el estado del agua. Los vecinos publicaron fotos donde se veían vasos con agua turbia y acusan que el motivo son caños rotos.