Por Mariano Camun

El músico inglés Roger Waters, a través de un video, pidió que se detenga el evento “Venezuela Aid Live”, que se realizará el viernes en la ciudad fronteriza de Cúcuta (Colombia). Según su mirada humanista, toda la movida musical establecida como “Ayuda humanitaria a Venezuela”, forma parte de una estrategia de Estados Unidos para “tomar el control” del país bolivariano.

El mítico integrante de Pink Floyd aseveró que el concierto “no tiene nada que ver con la ayuda humanitaria a los venezolanos”, sino con la decisión de la Casa Blanca de dar un golpe en el país bolivariano. Desmintió las teorías que los medios internacionales hacen sobre la realidad venezolana y pidió que “los venezolanos puedan ejercer su derecho a la autodeterminación”.

“Nada de esto tiene que ver con una ayuda humanitaria, esto tiene que ver con que Richard Branson está trabajando para el plan de Estados Unidos, que no es otro que tomar el control de Venezuela, nada de lo que están promoviendo tiene que ver con las necesidades del pueblo venezolano, nada tiene que ver con la democracia, nada tiene que ver con la libertad, mucho menos con ayuda”, dijo Waters en un video publicado en su cuenta de Twitter.

Waters: “Nada de esto tiene que ver con una ayuda humanitaria, esto tiene que ver con que Richard Branson está trabajando para el plan de Estados Unidos, que no es otro que tomar el control de Venezuela”.

Para que podamos entender de qué se trata, el “Venezuela Aid Live” es promocionado por el empresario inglés Richard Branson (fundador de la discográfica Virgin), quien ya confirmó la presencia de varios músicos de habla hispana para el espectáculo del viernes, entre ellos, Diego Torres, Alejandro Sanz, Maluma, Maná, Ricardo Montaner, “El Puma” Rodríguez, Juan Luis Guerra, Carlos Baute, entre otros.

La grilla del festival.

La ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, será la anfitriona del espectáculo, quien no sólo tendrá músicos de nivel internacional, sino mandatarios, con miradas muy distintas a la del presidente de Venezuela Nicolás Maduro, entre ellos Iván Duque, presidente de Colombia, y Sebastián Piñera, de Chile. Mauricio Macri fue invitado pero todavía no confirmó su presencia.

Waters aseguró que en Venezuela no existe una dictadura como han querido hacer ver hacia el extranjero. “Tengo amigos que están ahora en Caracas, y hasta ahora no hay guerra civil, no hay violencia y tampoco hay asesinatos, no hay señales de supuesta dictadura, no hay encarcelamiento masivo de opositores, no hay eliminación de la prensa, nada de eso está sucediendo, a pesar que esa es la historia que se nos está vendiendo al resto del mundo”, señaló.

También calificó de “truco” la convocatoria armada por Branson, contra quien apuntó varias veces en distintas secuencias del video, repitiendo que “no tiene nada que ver con la ayuda humanitaria” sino con apoyar la idea política y bélica de la Casa Blanca de “dar un golpe en Venezuela”.

“¿Queremos que Venezuela sea otra Irak, otra Libia, otra Siria?”, expresó con una mirada fija a la cámara Waters. Y les pidió a los músicos que van a participar del festival que no sean “llevados por un camino que terminará en un cambio de régimen”.